Por Psicóloga Marissa Glover Aguilar

El estrés es una parte natural de nuestra vida, de hecho, al ser una respuesta fisiológica del organismo, nos ayuda a sentirnos más motivados para defendernos ante situaciones de peligro o simplemente nos sirve como impulso para que podamos llevar a cabo las tareas que tenemos que hacer para llegar a nuestros objetivos. Un nivel equilibrado de estrés en nuestra vida cotidiana siempre va a ser positivo para que podamos ir superando cada obstáculo que se nos vaya presentando en el día a día.

 

El problema viene cuando no sabemos cómo lidiar con él, sentimos que nos sobrepasa y es cuando se puede volver sumamente negativo. Hoy en día esto suele ocurrir con mucha frecuencia ya que solemos tener una vida muy acelerada y no nos preocupamos por aprender a gestionar nuestros problemas y lo que vamos experimentando internamente.

 

Aunque no lo parezca y nos sintamos sumamente agobiados por el estrés con el que lidiamos en nuestro día a día e incluso aunque no podamos eliminar nuestros problemas cotidianos, siempre podemos hacer algo para reducirlo y quedarnos únicamente con la parte positiva de este.

 

¿Cómo afrontar el estrés?

 

Algunos consejos que nos pueden servir de gran ayuda para lograrlo son los siguientes:

 

1.- Acepta la realidad tal y como es: ¿Sabías que gran parte del sufrimiento humano se origina por no aceptar la realidad tal y como es? Por eso es importante aprender a identificar las cosas que no podemos cambiar y dejar de preocuparnos por ellas. Algunas de las verdades que sería bueno comenzar a aceptar es que las cosas no van a ser siempre como nosotros queremos, a veces la vida es injusta, es imposible complacer a todo el mundo, hay personas que jamás nos van a comprender, no podemos tener todo lo que deseamos, entre muchas otras que no siempre se encuentran en nuestras manos.

 

2.- Afronta los problemas y no huyas de ellos: Los problemas forman parte de la existencia humana, no podemos evitarlos porque como ya vimos, hay cosas que no están en nuestras manos. Cuando aceptamos que existen los problemas, nos ahorramos un montón de emociones molestas como la ira o la tristeza. Si escapamos de los problemas, haciendo de cuenta cómo si no existieran, estos se nos van a ir acumulando cada vez más y nos sentiremos más estresados. Así que lo mejor que se puede hacer es ir afrontando cada uno de ellos, resolverlos poco a poco y de forma constante para que cada vez nos quitemos más preocupaciones y nos sintamos mejor.

 

3.- Adopta una actitud más positiva: Hay que recordar que nuestros pensamientos influyen directamente en nuestras emociones, por lo que es indispensable asegurarnos de que los pensamientos que mantenemos con mayor frecuencia sean más positivos que negativos. Si tenemos muchos problemas y encima el tipo de pensamientos que tenemos normalmente son negativos, esto solo va a empeorar la situación y nos va a complicar el proceso para superarlos o por lo menos para sentirnos mejor. Es necesario para disminuir el estrés, que nos preocupemos por mejorar la calidad de nuestros pensamientos y así mismo adoptemos una actitud más positiva ante la vida incluso a pesar de las circunstancias.

 

4.- Establece prioridades: Cuando nos sentimos agobiados por tener la sensación de que tenemos muchas cosas que hacer y sentimos que no avanzamos, es necesario poner un alto ahora mismo y darnos un tiempo para establecer prioridades. Es decir, en lugar de tener todo en la cabeza en total desorganización, podemos sentarnos y pensar en cada uno de los problemas y las cosas que tenemos que hacer, ordenarlas por importancia y a partir de ahí decidir cuáles serán las tareas de las que nos vamos a ocupar primero.

 

5.- Ejercicio físico y descanso adecuado: Hacer ejercicio con regularidad es necesario para disminuir el estrés y aumentar nuestros niveles de bienestar emocional. Por lo que es importante añadirlo a nuestra rutina diaria y tomarlo como una prioridad ya que es indispensable para que podamos sentirnos más tranquilos. Tener unos hábitos de sueño adecuados también es fundamental para sentirnos mejor ya que de lo contrario nuestro propio organismo se encargará de producir hormonas relacionadas con el estrés como lo es el cortisol.

 

Recuerda que a pesar de todos los problemas que ahora mismo tengas, todo tiene alguna solución y vas a poder sentirte mejor si haces cosas a tu favor para que así sea.

 

Te invito a que encuentres la manera de enfocarte en lo positivo que puede traer el estrés a tu vida, te quedes únicamente con aquello que te sirve de impulso para hacer las cosas y lograr lo que deseas y aprendas a desechar aquello que te hace mal.

 

Espero que este artículo haya sido de tu agrado pero que sobre todo haya aportado algo positivo a tu vida. Si quieres seguir leyendo más artículos parecidos te invito a que visites mi blog personal: https://dosis-de-psicologia.blogspot.com/  ¡Un saludo hasta donde estés!

 

Comments