Rodrigo Díaz M.

Los residentes de una casa para personas de la tercera edad sin fines de lucro en Yorkville deberán encontrar un nuevo lugar para vivir como resultado de la venta del edificio a una empresa conectada a un abogado de desarrollo inmobiliario.

Davenhill Senior Living, que se encuentra en Yonge Street al norte de Davenport Avenue, notificó la semana pasada a sus cerca de 150 residentes que deberán mudarse antes de fin de año.

En una declaración el día de hoy, un portavoz de Davenhill Senior Living explicó que la junta directiva decidió vender el edificio antiguo al darse cuenta de que “cualquier nueva remodelación o reparación del edificio requeriría, con toda probabilidad, más recursos financieros y recursos operacionales de lo que podría amasar una organización sin fines de lucro”.

Con eso en mente, el portavoz informó que la junta optó por vender el edificio lo más pronto posible, cuando a los residentes se les puede dar un aviso por adelantado en lugar forzar una venta repentina en una fecha posterior.

El pasado 3 de julio se llevó a cabo una reunión para notificar a los aproximadamente 100 empleados el inminente cierre de la casa-hogar.

Los residentes fueron notificados poco tiempo después.

En su declaración, Davenhill Senior Living admitió que “reconoce y lamenta” el impacto que el cierre de la instalación tendrá en los residentes. La declaración, sin embargo, señala que el cierre fue “inevitable”.

Davenhill Senior Living aseguró que cada residente tendrá acceso a un consultor de reubicación dedicado sin costo alguno.

Según un informe publicado en Globe and Mail, la venta del edificio se realizó en mayo.

Comments