(EFE).- Corea del Norte tildó hoy de “robo ilegal” la incautación del carguero Wise Honest realizada por EE.UU. la semana pasada y exigió su devolución, además de considerar que el gesto de Washington vulnera la declaración conjunta firmada en Singapur en 2018.
En una nota publicada hoy por la agencia estatal norcoreana KCNA, un portavoz anónimo de Exteriores condenó la acción de EE.UU., que se incautó del buque el pasado jueves por violar sanciones estadounidenses y de la ONU impuestas al régimen a raíz de sus pruebas de armas.
El portavoz consideró en el texto que Washington cometió un “robo ilegal” usando como excusa las sanciones y que la acción supone “un ejemplo más de los cálculos estadounidenses para hacer que ‘nos rindamos’ mediante la ‘máxima presión’ y niega por completo el espíritu básico de la declaración conjunta del 12 de junio”.
La declaración conjunta hace referencia al texto firmado en junio del año pasado por el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, en el que ambos se comprometían a “trabajar para la desnuclearización de la península coreana” aunque sin especificar una hoja de ruta.
El portavoz norcoreano instó a la primera potencia mundial a “retornar el barco cuanto antes” y advierte de que no hacerlo podría tener efectos sobre la situación en torno a la península “en el futuro”.
El decomiso del buque y la reclamación de Pionyang llegan en un momento marcado por los recientes lanzamientos de misiles por parte del régimen norcoreano tras 17 meses sin realizar ningún ensayo de armas, una medida para presionar a Washington en pleno atasco del diálogo sobre desnuclearización tras la cumbre de Hanói.
En Hanói el régimen pidió una desnuclearización y una relajación de sanciones gradual, algo que la Casa Blanca, que apuesta por un desarme norcoreano inmediato, sigue considerando a día de hoy inaceptable.
El Wise Honest, incautado en primer lugar por Indonesia cerca de su costa en abril de 2018 y que lo mantenía desde entonces, es uno de los principales cargueros de Corea del Norte y, según las autoridades estadounidenses, era empleado para “transportar de manera ilícita carbón procedente de Corea del Norte y maquinaria pesada con destino a Corea del Norte”.
El comunicado norcoreano concluye advirtiendo a Washington de que “la era en la que los Estados Unidos manejaban el mundo a su antojo ya ha pasado” y asegura que Corea del Norte va a seguir “con atención el próximo movimiento” de Washington.

Comments