Buena noticia para los padres de familia, pero talvez no tanto para sus hijos: Los teléfonos celulares serán prohibidos en las aulas de toda la provincia de Ontario durante el tiempo de clases, a partir de septiembre de este año, según dijo la ministra de Educación, Lisa Thompson.

 

De nuestra redacción

 

TORONTO. “Los estudiantes de Ontario deben poder concentrarse en su aprendizaje, no en sus teléfonos celulares. Al prohibir el uso de teléfonos celulares que distraen el aprendizaje, estamos ayudando a los estudiantes a enfocarse en adquirir las habilidades básicas que necesitan, como lectura, escritura y matemáticas”, razonó la funcionaria.

Algunas escuelas ya tienen políticas similares, pero la provincia emitirá una directiva dirigida a todas las escuelas públicas para que la medida surta efecto el año escolar 2019-20. La forma de hacer cumplir la prohibición dependerá de las diversas juntas y escuelas.

El gobierno conservador llevó a cabo consultas educativas el año pasado y, aunque la información sobre el currículo de educación sexual dominaba las discusiones, también se escucharon comentarios sobre una posible prohibición de teléfonos celulares en el aula.

Alrededor del 97 por ciento de los encuestados favoreció algún tipo de restricción de los teléfonos en clase. “Fue lo más cercano que obtuvimos en nuestra consulta a la unanimidad”, dijo una fuente.

Los conservadores progresistas habían propuesto tal prohibición en su plataforma durante la campaña electoral del año pasado. Pero la aplicación de la medida podría ser un desafío, según la junta escolar

La Junta Escolar del Distrito de Toronto tenía una prohibición de teléfonos celulares, pero la revirtió después de cuatro años para permitir que los maestros decidieran qué funciona mejor para sus aulas. La junta ha dicho anteriormente que hacer cumplir una prohibición total era casi imposible, y dijo que frenar el uso de la tecnología sería también poner límites a las oportunidades educativas.

Comments