Saturday, May 8, 2021
HomeNoticiasCanadaLas implicaciones del fraude fiscal

Las implicaciones del fraude fiscal

Muchos buscan evadir su responsabilidad de pagar sus impuestos afectándonos a todos, especialmente en estos tiempos tan difíciles.

Mike Yorke

President, Carpenters’ District Council of Ontario

¿Paga usted sus impuestos todos los años? Lo más probable es que sí. ¿Por qué? Porque hay graves consecuencias a las que se enfrentaría si no lo hiciera.  Entonces, ¿por qué algunos contratistas y constructores se libran de pagar su parte de impuestos?

Según la Secretaría de la Construcción de Ontario, el gobierno pierde hasta 3.1 billones de dólares de ingresos, debido a que los contratistas de la construcción no pagan su parte justa de impuestos.

Se estima que pierden 1.1 billones en ingresos, 656 millones en contribuciones, 18 millones en impuestos de salud del empleador, 119 millones en seguro de empleo, 340 millones en pagos del WSIB y 832 millones en ingresos del HST.

Imagine todo lo que podría construir si los contratistas y constructores pagaran su parte justa. Más fondos serían destinados a la asistencia sanitaria en Brampton, Windsor o Scarborough.

Las recientes iniciativas del gobierno provincial para que los pacientes afectados por l COVID-19 tengan acceso prioritario a nuestras camas de las unidades de cuidados intensivos ponen de manifiesto las necesidades críticas del sistema sanitario de Ontario.

Los contratistas de la construcción se las arreglan para no pagar impuestos utilizando varias tácticas. En primer lugar, muchos pagan a sus trabajadores en efectivo y, de este modo, evitan pagar todos los impuestos y las contribuciones al WSIB y al CPP. Otros clasifican a sus trabajadores como “contratistas independientes” en lugar de “empleados”.

Los contratistas independientes no emplean a ningún trabajador y se declaran “autónomos”. Otra categoría sin escrúpulos es la del “intermediario laboral” que, como un “coyote” urbano, envía a los trabajadores a varios contratistas. 

Esto permite a los contratistas eludir las obligaciones fiscales y del WSIB reduciendo sus responsabilidades en materia de impuestos sobre la renta y sobre las nóminas. 

Los oficios más vulnerables a esta práctica ilegal son los instaladores de revestimientos de suelos, los albañiles, los pintores y decoradores y los carpinteros. Desgraciadamente, la economía informal está creciendo, ya que los “contratistas independientes” se están convirtiendo en una parte mayor de la mano de obra de la construcción.

Cuando algunas empresas evitan pagar su parte justa de impuestos y otras no, se crea una ventaja competitiva injusta para las que siguen las reglas y pagan sus impuestos. Cuando las infraestructuras se desmoronan o los hospitales requieren remodelaciones, todo esto cuesta dinero, y ¿quién acaba pagando más? El contribuyente medio y trabajador.

Con niveles récord de gasto público y deuda debido a la COVID-19 y la industria de la construcción permaneciendo en gran medida indemne, es importante que la carga no se coloque completamente en las espaldas de los individuos que trabajan duro. Los contratistas que obtienen enormes beneficios también deberían asumir su parte justa.

La segunda ramificación del fraude fiscal en la industria de la construcción es un mayor nivel de vulnerabilidad para los trabajadores de la construcción. Pagar a los trabajadores de la construcción fuera de los libros o como contratistas independientes hace que los contratistas y constructores sean menos responsables.

Como resultado, las obras pueden ser más peligrosas. Además, los trabajadores tienen poca protección en cuanto a la duración de su trabajo y son más susceptibles de ser engañados para que no se les pague adecuadamente. Por ejemplo, no se les pagan las horas extras, no se les pagan las primas o ni siquiera se les paga.

Hay varias soluciones que el gobierno podría adoptar para garantizar que el fraude fiscal y la clasificación errónea de los trabajadores no persistan aquí en Canadá.

El gobierno federal podría estudiar la viabilidad de imponer una responsabilidad más fuerte y exigible al propietario y al contratista principal, como elemento disuasorio del fraude fiscal y la economía informal.

Los gobiernos provinciales podrían ahondar más sus investigaciones, consultar con los grupos afectados y formular recomendaciones legislativas en un plazo determinado.

El Consejo Distrital de Carpinteros de Ontario está liderando la lucha contra el fraude fiscal en la industria de la construcción y promoverá “Días de Acción contra el Fraude Fiscal” del 14 al 17 de abril de 2021, como se puede ver en el sitio web www.notaxfraud.com.

Con una larga recuperación económica y grandes niveles de incertidumbre por delante, es importante que los contratistas paguen su parte justa, para asegurar que la infraestructura crítica pueda seguir construyéndose, y que nuestra economía se recupere con fuerza.

Para más información, consulte www.stoptaxfraud.net y www.notadfraud.com

Comments
Redacción
El Centro News cuenta con un equipo editorial muy motivado y que goza de buen reconocimiento en la industria. Así, mantenemos El Centro News edicion impresa, elcentronews.net y el resto de nuestras publicaciones al día con las últimas noticias de la comunidad hispana en Canada.

MOST READ

Navidad, un tiempo para reflexionar y compartir en familia

0
Por Alexander Terrazas Diciembre. Estamos en una de las épocas del año más emocionante, o como dirían los canadienses ‘The Most Wonderful Time of the...
Comments
Share This

Comparte este sitio!

Share this site with your friends!