Wednesday, February 1, 2023
HomeColumnasBienes RaícesLa prueba de estrés hipotecario se mantiene sin cambios

La prueba de estrés hipotecario se mantiene sin cambios

Susana Donan

La reciente decisión del regulador bancario canadiense de mantener sin cambios el nivel de la prueba de resistencia hipotecaria no sorprende, ya que su cautela es un reflejo de las dificultades económicas que se avecinan en este nuevo año.

Si bien la Oficina del Superintendente de Instituciones Financieras (OSFI) podría haber flexibilizado o ajustado la tasa de interés de referencia, la inminente recesión económica probablemente desempeñó un papel importante en su decisión de no modificarlo.

“No nos sorprende que hayan cambiado la prueba de estrés”, declaró el economista jefe adjunto de RBC, Robert Hogue. “Pensamos que podría haber un pequeño margen para suavizarlo un poco, pero está claro que sigue habiendo mucha incertidumbre y que Canadá, en nuestra opinión, entrará en recesión de forma inminente, por lo que no nos sorprende que los reguladores prefieran mantener la cautela”.

En su decisión anual sobre la prueba de estrés, la OSFI confirmó que mantendría la tasa de interés referencial en el 5,25% o dos puntos porcentuales por encima de la tasa de interés contractual.

Tolga Yalkin, superintendente adjunto de política, innovación y relaciones con las partes interesadas de la OSFI, describió la prueba de resistencia como una “herramienta clave para apoyar una sólida suscripción de hipotecas”, indicando su importancia para ayudar a los prestatarios a absorber el impacto de posibles perturbaciones financieras negativas.

La OSFI revisará este mes sus directrices B-20, que regulan la suscripción de hipotecas residenciales. Es muy probable que la prueba de estrés se siga manteniendo sin cambios a la espera del resultado de esta revisión, pero el entorno económico podría dar lugar a un cambio más repentino.

En un informe reciente, RBC afirmaba que la tasa hipotecaria fija a cinco años sólo había estado por encima de su actual tasa de referencia (justo por debajo del 8%) el 16% de las veces desde 1991, cuando el Banco de Canadá introdujo por primera vez su política orientada a la inflación.

Las directrices B-20 de la OSFI, introducidas en 2012, establecen las expectativas para la suscripción responsable de hipotecas residenciales, que se extienden a cualquier préstamo garantizado por una propiedad residencial, así como a los HELOC (préstamos con garantía hipotecaria), los préstamos con garantía hipotecaria y otros productos relacionados.

Estas directrices establecen cinco principios para la suscripción prudente de hipotecas residenciales, entre estos que las instituciones financieras reguladas por el gobierno federal cuenten con políticas y procedimientos de suscripción exhaustivos, realicen una diligencia debida razonable sobre los antecedentes del prestatario, evalúen la capacidad de los prestatarios para cumplir con sus obligaciones de deuda y dispongan de prácticas eficaces de gestión de riesgos.

En el 2017, la OSFI anunció nuevos cambios a dichas directrices, estrenando la tasa mínima de calificación y exigiendo a los prestatarios que demostraran que podían hacer frente a pagos iguales a la tasa de referencia a cinco años del Banco de Canadá o un 2% por encima de su tasa hipotecario, el que fuera más alto.

A medida que el mercado de la vivienda de Canadá se disparaba en medio de un entorno de préstamos a tipos bajos sin precedentes tras el inicio de la pandemia del COVID-19, el regulador anunció en el 2021 que la tasa de interés se elevaría a su nivel actual (5,25% o la tasa del contrato más el 2%).

El ministerio de finanzas federal, que regula las hipotecas aseguradas, suele seguir la decisión de la OSFI en su propia prueba de resistencia.

La ministra de Finanzas, Chrystia Freeland, anunció que la tasa mínima de las hipotecas aseguradas se mantendría sin cambios poco después de la decisión de la OSFI, calificándolo de medida esencial para garantizar la estabilidad del mercado inmobiliario canadiense.

“El mantenimiento de la tasa mínima de interés referencial respalda unas normas prudentes de suscripción de las hipotecas aseguradas y constituye un amortiguador para los compradores de vivienda en caso de que cambien las circunstancias económicas o personales”, declaró Freeland en un comunicado.

“Garantizar la estabilidad del mercado inmobiliario canadiense es esencial para proteger a los canadienses y mantener la resistencia financiera y económica de Canadá”.

Freeland indicó que el gobierno seguiría supervisando el mercado de la vivienda y revisaría la tasa mínima de calificación asegurada cuando procediera. Como parte de un proceso anunciado por la OSFI el año pasado, el regulador revisa su calificación al menos una vez al año. Sus dos decisiones programadas hasta la fecha (en 2021 y 2022) han caído en diciembre, antes de un mercado de la vivienda típicamente activo en la primavera del año siguiente.

Comments
Redacción
Redacción
El Centro News cuenta con un equipo editorial muy motivado y que goza de buen reconocimiento en la industria. Así, mantenemos El Centro News edicion impresa, elcentronews.net y el resto de nuestras publicaciones al día con las últimas noticias de la comunidad hispana en Canada.

MOST READ

Las mejores apps para citas en Canadá

0
Conocer gente en línea se ha vuelto más divertido y accesible gracias a las aplicaciones móviles. Stefany Jovel Instagram: @stefany.jovel Bajo la manga de la creciente mezcla...
Share This

Comparte este sitio!

Share this site with your friends!