Rodrigo Díaz M.

La compañía de alquiler de coches Hertz se declara en bancarrota, citando el repentino y dramático impacto del COVID-19 en la demanda de viajes.

La empresa anunció recientemente que, junto con algunas de sus subsidiarias estadounidenses y canadienses, han presentado peticiones voluntarias de reorganización en virtud del capítulo 11 en el Tribunal de Quiebras de los Estados Unidos después de que la pandemia causara una abrupta disminución de sus ingresos y reservas futuras.

“Hertz tiene más de un siglo de liderazgo en la industria”, dijo el presidente y director General de Hertz, Paul Stone, quien dice que la compañía entró en 2020 con un fuerte impulso.

“Con la severidad del impacto de COVID-19 en nuestro negocio, y la incertidumbre de cuándo se recuperarán los viajes y la economía, necesitamos tomar más medidas para capear una recuperación potencialmente prolongada”.

La empresa tiene la intención de permanecer en el negocio, aprovechando esta oportunidad para reestructurar sus finanzas. En este momento, todos los negocios globales de Hertz (incluyendo sus subsidiarias Hertz, Dollar, Thrifty, Firefly, Hertz Car Sales y Donlen) están abiertos y sirviendo a los clientes.

Hertz dice que sus clientes pueden seguir confiando en el mismo nivel de servicio, con iniciativas actualmente en marcha para responder a la pandemia, tales como nuevos protocolos de saneamiento.

“La acción de hoy protegerá el valor de nuestro negocio, nos permitirá continuar nuestras operaciones y servir a nuestros clientes, y nos dará tiempo para establecer una nueva y más fuerte base financiera para atravesar con éxito esta pandemia y posicionarnos mejor para el futuro”, dijo Stone.

Hertz fue fundada en los Estados Unidos en 1918 y actualmente opera en aproximadamente 150 países.

A la fecha de presentación de la solicitud, la empresa tenía, según se informa, más de 1 billón de dólares en efectivo a disposición para apoyar sus operaciones en curso, y dice que podría buscar acceso a fondos adicionales dependiendo de la duración de la crisis del COVID-19.

Comments