Rodrigo Díaz M.

 

Canadá es un país que se caracteriza por su actitud de brazos abiertos hacia los inmigrantes de todas partes del mundo.

Durante todo el año, especialmente desde la segunda mitad del año, Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá (IRCC, por sus siglas en inglés) lanzó planes pro inmigración con el objetivo de atraer más inmigrantes a Canadá y ayudar a los que ya están en el país.

En junio, IRCC lanzó un programa piloto de dos años que permite que las solicitudes de patrocinio para algunos miembros de la familia a quienes previamente se les prohibió obtener la residencia permanente, en virtud del Reglamento de Inmigración y Refugio de Canadá.

El programa, que se puso en acción 9 de septiembre de 2019 y durará hasta el 9 de septiembre de 2021, está dirigido a los miembros de la familia que no acompañaban, que no fueron declarados y por lo tanto no fueron examinados por las autoridades de inmigración cuando el patrocinador solicitó la residencia permanente en Canadá.

En octubre, IRCC anunció que habría emitido más de 70 mil invitaciones para la solicitud de la ciudadanía canadiense a residentes permanentes que actualmente viven en Canadá.

Aunque lo más probable es que Canadá no alcance las casi 90 mil invitaciones emitidas durante el año 2018, se espera que en el 2020 este número repunte.

El gobierno liberal canadiense, que se ha destacado por su gran inversión en el sector inmigración, buscaba ser reelegido durante las elecciones federales de este año.

Dentro de sus promesas estaban la creación de un nuevo plan de nominación municipal, el cual daría más oportunidades a inmigrantes para poder quedarse en Canadá.

Sin embargo, el factor clave, y probablemente el anuncio más importante del año en cuanto al tema de inmigración, es la promesa del gobierno liberal de eliminar el costo del trámite de la ciudadanía canadiense.

Los adultos deben pagar actualmente 530 dólares más una “cuota de derecho de ciudadanía” de 100 dólares para apoyar su solicitud de ciudadanía.

Los liberales fueron reelegidos, aunque en un gobierno de minoría, y buscarán aprobar esta nueva normativa lo más pronto posible pues tienen un plan a futuro del numero de inmigrantes que desean lleguen a Canadá durante los próximos años.

Específicamente, para el 2023, IRCC espera que lleguen unos 370 mil inmigrantes solo ese año; 20 mil mas de los que se calcula llegaron durante el 2019.

El 2019 también registró una baja en el número de residentes permanentes que solicitaban la ciudadanía canadiense.

Se cree que el ligero declive en residentes permanentes que se hacen ciudadanos canadienses se debe a esta promesa liberal, pues la gente esta esperando a que se pasa esta nueva legislación para evadir tener que cubrir el costo del trámite.

En los últimos días IRCC anunció dos nuevas iniciativas para mejorar la reunificación familiar de las personas protegida, de esta manera facilitando la solicitud de residencia permanente de los extranjeros con estatuto de persona protegida y de los miembros de sus familias que viven en el extranjero.

Entre las ciudades donde se puede sacar provecho de esta iniciativa se encuentran: Bogotá, Buenos Aires, Lima, Ciudad de México y Sao Paulo.

Sin duda todo lo ocurrido durante el 2019 relacionado con el tema de la inmigración en Canadá ha servido para reforzar la imagen mundial que se tiene sobre Canadá de ser una nación que vela por los intereses de todas las clases sociales, nacionalidades y religiones.

Los inmigrantes en Canadá son y serán siempre bienvenidos y están aquí para quedarse.

Comments