Donald Trump ha firmado una nueva ley que suspende la inmigración basada en el empleo mientras la economía de Estados Unidos se recupera de los estragos de la pandemia del COVID-19.

Rodrigo Díaz M.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado una nueva orden ejecutiva para limitar la inmigración a los Estados Unidos por el resto de este año. El decreto entra en vigor mañana miércoles, 24 de junio de 2020 y expira el 31 de diciembre de 2020.

El propósito de la orden ejecutiva, según la administración de Trump, es proteger 525 mil puestos de trabajo. Esta cifra representa el número de extranjeros que la administración estima que no podrán trabajar en el país en 2020 como resultado del decreto ejecutivo.

La pandemia de coronavirus ha hecho que las tasas de desempleo se disparen en todo el mundo, incluso en los Estados Unidos y el Canadá.

La administración Trump ha sostenido durante mucho tiempo que acoger a los inmigrantes perjudica a los trabajadores estadounidenses. Creen que limitar la inmigración durante la pandemia ayudará a los trabajadores estadounidenses a salir adelante.

Por otra parte, el Canadá sigue sosteniendo que la inmigración crea puestos de trabajo, y mantiene su compromiso de acoger a altos niveles de inmigración.

Durante el resto de este año, los Estados Unidos no emitirán nuevas visas de empleo bajo las categorías de visas H-1B, H-2B, J y L.

Las visas H-2B son para trabajadores estacionales no agrícolas, las visas J facilitan los programas de intercambio de visitantes laborales y educativos, mientras que las visas L son para transferencias dentro de la empresa.

La suspensión se aplica a las personas que se encuentran actualmente fuera de los Estados Unidos y que no tienen una visa de trabajo válida de los Estados Unidos.

El decreto ejecutivo proporciona al gobierno de los Estados Unidos flexibilidad para eximir a ciertos individuos de la suspensión. Además, no se aplica a los que solicitan asilo en los Estados Unidos.

Trump anunció la congelación de las green cards en abril, pero no suspendió las visas de trabajo en ese momento. La orden ejecutiva también extiende la congelación de nuevas green cards hasta finales de 2020.

La visa H-1B es muy popular, pues se emite a hasta 85 mil personas por año y permite a los empleadores de los Estados Unidos contratar trabajadores extranjeros en ocupaciones que requieren conocimientos altamente especializados, principalmente en el sector de la tecnología.

Los titulares de la visa H-1B a veces se enfrentan a dificultades para obtener una green card, por lo que recurren a otros países como Canadá para obtener la residencia permanente.

Desde el 18 de marzo, el Canadá aplica medidas especiales de inmigración por coronavirus.

No obstante, el gobierno federal, así como la mayoría de las provincias, han seguido realizando sorteos de inmigración desde marzo para dar la bienvenida a nuevos residentes permanentes en el país. Desde entonces se han seguido realizando sorteos quincenales de Entrada Express.

Se espera que Canadá celebre varios sorteos más de Entrada Expresss y de inmigración provincial esta semana.

En total, el Canadá ofrece más de 80 vías de inmigración diferentes a los trabajadores calificados que viven dentro y fuera del país.

La Corriente de talento global del Canadá es otra opción popular para los trabajadores de tecnología de los Estados Unidos y otras partes del mundo que desean trasladarse a Canadá.

Los trabajadores extranjeros temporales se encuentran entre los que están exentos de las restricciones de viaje y pueden entrar a Canadá, incluso desde los Estados Unidos, durante la pandemia.

Otras personas exentas también pueden entrar a Canadá desde los Estados Unidos mientras existan restricciones de viaje.

Comments