Stefany Jovel

Instagram: @stefany.jovel

La aromaterapia es mundialmente reconocida como una terapia alternativa y natural, la cual puede resultar muy beneficiosa para la salud de muchas personas gracias a las propiedades de los aceites esenciales.
 No sólo la luz y el color influyen en la percepción de un espacio en el hogar. El olor también ayuda a crear una atmósfera estimulante o relajante. El extracto de flores y plantas puede ayudar a mejorar el ánimo, así como los ambientes del hogar, oficinas, negocios, y aquellos lugares en donde las personas conviven diariamente.

aromaterapia 02

Cómo utilizar la aromaterapia en casa

Lo primero a tener claro son las diferentes propiedades y beneficios que generan determinados aceites, ya que de eso dependerá el efecto que se conseguirá al momento de utilizarlos.
 
Baño: Diluir 5 gotas de esencia de lavanda en una cucharada de aceite, puede ser de oliva, de almendras o aceite de coco; esta mezcla puede añadirse al agua para tomar un baño caliente. La lavanda ayuda a promover la relajación y el sueño, por ello es recomendable tomar un baño de este tipo antes de acostarse y así evitar el insomnio. Las esencias florales de jazmín y rosa ayudan a despejar la mente, así que es buena idea salpicar las toallas con unas gotas de aceite esencial para impregnar los perfume por más tiempo.

Ambiente: Unas gotas de esencia de árbol de té en un difusor pueden ayudar a desinfectar y renovar el aire dentro de casa. Es perfecto para usar en el invierno o cuando hay invitados. Ayudará mucho a refrescar el ambiente.

Escritorio: Se pueden utilizar unas gotas de esencia de menta en un poco de algodón para luego colocarlo debajo de la silla del escritorio. La menta ayuda a mejorar el estado de alerta, prestar más atención, concentración y evitar el sueño al momento de trabajar. La albahaca y el romero son idóneos para tener mayor claridad y despejar la mente.
 
Dormitorio y armario: Si existen problemas de insomnio es necesario utilizar aromas que induzcan el sueño, como la lavanda, la bergamota o la melisa. Se puede añadir esencia de jazmín en una botella de spray y rociar las fundas, cortinas, almohadas y sábanas. El jazmín tiene un efecto calmante y también ayuda a dormir. Dentro del armario se pueden colocar bolas de algodón infusionadas con unas gotas de lavanda, esto ayudará a mantener lejos a las polillas y la ropa tendrá muy buen olor, especialmente en el invierno.

Cocina: En la cocina es importante tener aromas frescos. La naranja, el jengibre y el clavo son ideales para esta zona del hogar, ya que estimulan la digestión y eliminan los olores acumulados.

Lo único que hay que evitar con la aromaterapia es la saturación de olores en las áreas de la casa, ya que el exceso puede ocasionar náuseas o dolor de cabeza.