Rodrigo Díaz M.

Un nuevo informe de la TTC fue anunciado por los funcionarios de la ciudad para mostrar cómo la agencia utilizará los billones de dólares del nuevo fondo de construcción de la ciudad.

El informe expone cómo se gastarán más de 4.5 billones de dólares en ingresos, que se espera que provengan del fondo de construcción de la ciudad, durante la próxima década. Aborda el gasto en áreas prioritarias como los proyectos de modernización del metro, el mantenimiento de la infraestructura y la resolución de problemas de capacidad, que incluye la compra de nuevos vehículos.

El alcalde John Tory dijo que el enfoque es establecer todas las necesidades de la TTC en los próximos 10 años, un enfoque sencillo que detalle cuántos vehículos nuevos se necesitará para mantenerse al día con la capacidad, es la manera de hacerlo, dijo.

Sin embargo, varias áreas del informe dependen de que el gobierno federal y los gobiernos provinciales obtengan financiamiento.

Algunos de los fondos con los que cuenta la ciudad, como las mejoras en la capacidad de la estación de metro de Yonge-Bloor, ya han sido prometidos por otros niveles del gobierno.

Por otro lado, el informe indica que la ciudad sólo contribuirá con aproximadamente 1.1 billones de dólares para ordenar nuevos trenes subterráneos, tranvías y autobuses. Se espera que los dos tercios restantes de ese financiamiento provengan de Ottawa y de Queen’s Park.

Tory dijo que no está a favor de ordenar nada sin tener una fuente de financiamiento segura y alineada.

El miembro de la Junta Directiva del TTC y concejal de la ciudad Brad Bradford lo vio el asunto desde otra perspectiva.

“Francamente, no creo que sea arriesgado porque creo que el riesgo es no hacer esas inversiones”, dijo.

Bradford confía en que otros niveles de gobierno verán las contribuciones de la ciudad y vendrán a la mesa con financiación.

 

Comments