Rodrigo Díaz M.

Con las crecientes preocupaciones sobre las implicaciones para la salud, Toronto está tomando medidas para asegurar que todos los minoristas que venden productos relacionados con el vaping tengan que solicitar una licencia.

Un informe ante el Gobierno General de la ciudad y el Comité de Licencias explica que la regulación de todos los productos de vape se hace a través de la Ley de Ontario Libre de Humo (SFOA, por sus siglas en inglés) del gobierno provincial. Pero también expresa que no existe un sistema confiable para que la Salud Pública de Toronto rastree e inspeccione a los minoristas para asegurarse de que están cumpliendo con las reglas.

La SFOA fue creada en parte para reducir el acceso de los jóvenes al tabaco y a los productos que contienen del tabaco. Recientemente, ha habido un aumento en las enfermedades respiratorias entre los usuarios de vapes tanto en Canadá como en los Estados Unidos.

El informe dice que muchos de los casos de enfermedades reportadas provienen de productos del tabaco no regulados, aunque señala que esos casos aún están bajo investigación.

La Dra. Eileen de Villa, Oficial Médica de Salud de Toronto, dijo que las pruebas han demostrado que la mejor manera de evitar el daño causado por las sustancias legales es a través de la regulación.

“Vaping no es diferente”, dijo el Dr. de Villa. “Asegurarse de que esos productos estén fuertemente regulados, apropiadamente regulados para mitigar el daño, ese es el mejor enfoque.”

Aproximadamente 1400 tiendas en la ciudad venden productos vapes o productos relacionados con el vaping.

Si el ayuntamiento opta por la vía de la concesión de licencias, los comercios minoristas tendrían que obtener la documentación adecuada para el 1 de abril de 2020.

La recomendación de la licencia fue aprobada en el comité y tendría que ser adoptada por el consejo de la ciudad. Si se aprueban allí, las licencias de venta al por menor se otorgarían a los minoristas por una cuota de unos 646 dólares y una cuota de renovación de otros 315 dólares.

Con los 78 minoristas de productos especiales de vape que el informe ya ha identificado en la ciudad, el informe dijo que la licencia generaría más de 50 mil dólares al año en ingresos para la ciudad en el primer año.

 

Comments