Además se pidió al público nuevamente no llamar al 911 si no es para una emergencia real.

Por Raúl A. Pinto

Luego que se enviara una alerta Amber en la madrugada de este 14 de mayo, una madre y su hijo de 3 años fueron encontrados sanos y salvos en Toronto.

Durante la alerta, se anunció que un menor llamado William Gooden, de raza negra, de 90 centímetros de estatura, con pelo negro y corto, había desaparecido desde la ciudad de Sudbury, en Ontario, junto con Breanna Gooden, de 25 años, descrita como una mujer, también de raza negra, con el pelo largo tomado en cola de caballo, y de un metro 70 centímetros de alto. Según la información, emitida como es habitual a cada teléfono celular, canal de televisión y programa de radio, Breanna y el niño fueron vistos por última vez “en un bus desde Sudbury hasta Toronto”.

Cp24 informó que ambos fueron encontrados sin problemas en un edificio de departamentos cercano a Fort York Boulevard y Lakeshore Av West aproximadamente a las 7:30 am.

Nuevamente la policía de Ontario recibió numerosas llamadas al 911 protestando por “haber recibido mensajes” en la madrugada. Esto llevó a numerosas autoridades y departamentos policiales de la provincia a llamar la atención sobre lo útil que esta alerta es para lograr encontrar a las personas que se buscan.

En un tuit emitido por la Policía de Toronto, se reiteró que el 911 es un número al que sólo se debe llamar en caso de emergencia.

“Una vez más, nuestros centros de comunicaciones recibieron llamadas de ciudadanos que lo usaron como plataforma para quejarse sobre haber sido despertados por la Alerta Amber. Por favor ayúdenos a mantener las líneas telefónicas despejadas para llamadas de emergencia reales”, decía el comunicado.

De la misma manera, la Policía de la Región de Peel usó las redes sociales para concientizar al público en general.

“Amber Alert es un sistema que se usa por una razón, y con un propósito. No llamen para quejarse, lamen si ven a las personas que estamos buscando”, dijeron.

Comments