Rodrigo Díaz Maingon

 El gobierno canadiense anunció la semana pasada que, en su plan para limpiar la lista de espera en la que casi 23 mil niños esperan una terapia de autismo financiada con fondos públicos, las familias recibirán hasta 140 mil dólares para pagar el tratamiento del autismo.

Sin embargo, estos fondos estarán sujetos a un límite anual de 20 mil dólares para niños que tengan cinco años o menos y 5 mil dólares para niños de seis a 18 años.

Expertos dicen que la terapia intensiva para el autismo puede llegar a costar hasta 80 mil dólares al año.

Esto significa que miles de niños no podrán recibir la cantidad de horas que recibían antes y estarán más tiempo en escuelas que no poseen el personal o la experticia necesaria para tratar esta condición mental.

“Un aumento significativo en la cantidad de personal de apoyo especializado en nuestras escuelas es esencial si queremos brindar todo el apoyo que los estudiantes con necesidades especiales requieren y merecen”, dijo Harvey Bischof, presidente de la Federación de Maestros de Escuelas Secundarias de Ontario.

El actual gobierno de Canadá calificó el programa para el autismo del anterior gobierno como “injusto”. El argumento que sostiene esta crítica es que sólo 8 mil 400 niños estaban recibiendo el apoyo del gobierno para el tratamiento requerido, mientras que 23 mil esperaban con sus nombres apuntados en una larga lista.

Muchos padres, cuyos hijos están en la lista de espera, se encuentran preocupados con los recientes cambios al programa. Dicen que, aunque antes tenían que esperar mucho tiempo, al menos sus hijos recibirían los fondos suficientes para la terapia que necesitaban.

Comments