Por Raúl A. Pinto

Varios cargos enfrenta un individuo de 23 años acusado de, entre otras cosas, negarse a entregar una muestra de aliento a la policía de Toronto, luego de haber sido detenido conduciendo a más de 200 km por hora en la autopista Gardiner Express este martes en la madrugada.

Según la misma policía informó, un oficial de turno detectó el bólido en la Gardiner poco antes de las 4 de la mañana, para luego atrapar al conductor de un vehiculo modelo Honda Civic año 2017, el cual viajaba exactamente a 204 km/hr en una zona donde se permite sólo a 90 km/h en las pistas oeste de la carretera, cercanos a Ellis Avenue.

Luego de detener el vehículo, el policía dijo que el sospechó que el conductor estaba bajo la influencia del alcohol.

Al solicitar una prueba de aliento, el conductor se negó y fue detenido.

CP24 informó que el detenido viajaba a “una velocidad extremadamente alta” y que la policía confirmó que “tuvo suerte de no haberse dañado gravemente ni a él ni a otros automovilistas”.

“Viajar a esta velocidad es un acto muy deliberado. No estamos hablando de una situación en la que te pasas 10 kilómetros sobre el límite de velocidad, porque, por ejemplo, estás preocupado por llevar a tus hijos a la escuela a tiempo o algo así “, dijo el oficial Crews de la Toronto Police, agregando que “Esta persona sabía muy bien lo que estaban haciendo, Esto es muy, muy preocupante, porque hay personas que les gusta seguir estos ejemplos y luego imitarlos”.

Comments