Por Alexander Terrazas *
Canadá ha asumido un rol protagónico en el esfuerzo conjunto que hacen las naciones del mundo para expulsar del Gobierno de Venezuela, al Régimen de Nicolás Maduro. Una medida histórica se produjo el pasado domingo 2 de junio del 2019, cuando el Gobierno Canadiense, al mando del Primer Ministro Justin Trudeau, ordenó la suspensión inmediata de las operaciones de su Embajada en Caracas, ‘mientras se restablece la democracia’ en este país sudamericano. En respuesta al cierre temporal de la Embajada, la Cancillería de la ‘República Bolivariana’ anunció que cerrará sus consulados en Vancouver, Toronto y Montreal para restringir a su embajada en Ottawa toda su actividad diplomática en Canadá.

De acuerdo con el comunicado oficial divulgado por los medios de comunicación, la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, aseguró que ‘la dictadura’ de Maduro les estaba limitando el trabajo de sus diplomáticos en Caracas y que por esa razón decidieron tomar la histórica decisión. “A medida que Venezuela se adentra en la dictadura y los venezolanos continúan sufriendo en manos del gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro, el régimen ha tomado medidas para limitar la capacidad de las embajadas extranjeras para funcionar en Venezuela, en particular las que abogan por el restablecimiento de la democracia en ese país”, aseguró Freeland.

Con esta medida, Canadá se sumó a Estados Unidos como uno de los 50 países que han estrechado el ‘cerco’ diplomático al gobierno de Nicolás Maduro, el hombre fuerte del régimen socialista que reemplazó a Hugo Chávez después de la muerte de este último en 2013. Pese a todo, Maduro continúa al mando del legado de Chávez cuando el precio del petróleo ya se derrumbó y el ‘juego’ socialista que ambos habían practicado por años está expuesto como una estafa insostenible ante los ojos del mundo. El sucesor de Hugo Chávez, considera que ha sido víctima de intentos de ‘golpes de Estado’ que han sido auspiciados, en su criterio, por Estados Unidos y otras naciones.

De hecho, el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, pidió a Canadá no entrometerse en los asuntos internos de la ‘República Bolivariana’ y desde Caracas el sábado pasado respondieron oficialmente a través de un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores, que señala que “la decisión de Canadá de cerrar temporalmente su embajada en Caracas, lejos de tratarse de un asunto administrativo, es una decisión política que refleja la hostilidad continuada de ese gobierno hacia Venezuela”. Y en apego al principio de reciprocidad, según el documento, Caracas “dejará de prestar servicios temporalmente en los consulados generales en Vancouver, Toronto y Montreal y todas las funciones de la diplomacia venezolana en Canadá se concentrarán en la sede de su embajada en Ottawa.

Por otra parte, Canadá como miembro líder del Grupo de Lima, el bloque de mayor presión para la transición política que impulsa el autoproclamado presidente, Juan Guaidó, insta también a convocar a nuevas elecciones democráticas. Junto con Estados Unidos y la Unión Europea, el Gobierno de Trudeau ha aplicado sanciones individuales a funcionarios chavistas incluido al propio Nicolás Maduro, con restricciones para viajar y hacer transacciones en ese país.

A pesar de la suspensión temporal de su Embajada en Venezuela, Canadá ha dicho que continuará defendiendo los derechos del pueblo venezolano y el pleno retorno a la democracia a la ‘República Bolivariana’ de Venezuela. Asimismo, continuarán brindando asistencia a los ciudadanos canadienses en ese país caribeño a través de la delegación que tienen en Colombia.

Ahora que Canadá está en el lado derecho del asunto en este caso, conviene esperar que más allá del cese de las operaciones diplomáticas y los intereses económicos, el Gobierno Canadiense y los países que forman parte del Grupo de Lima realmente ayuden al restablecimiento de la democracia plena en Venezuela y que puedan llegar a un acuerdo político con el Régimen de Nicolás Maduro. Ojalá que pronto, en lugar de seguir sancionando al Gobierno venezolano- que por lo visto y actuado- sigue dilatando su gestión- encuentren soluciones eficaces para evitar que el pueblo venezolano siga languideciendo en la crisis. Hacemos votos para que así sea.

[email protected]

Comments