. “Estamos seguros de que la población buscará las fuentes confiables de información para crearse una opinión real”, dijo la Ministra Karina Gould.

 

La amenaza de una real intromisión de “fuerzas extranjeras” en la política local, en especial ante la cercanía de las elecciones de representantes ante el parlamente federal, es una de las mayores preocupaciones de la población canadiense, especialmente debido al auge y al impacto de las conocidas redes sociales, en particular Facebook, Twitter y YouTube, como lo acaba de confirmar un estudió de carácter internacional.

 

Por Gilberto Rogel

 

TORONTO. Políticos, académicos y expertos en ciberespionaje y defensa nacional, han llamado la atención del gobierno en las últimas semanas a fin de evitar que se repita un fenómeno como el ocurrido hace casi cuatro años en los Estados Unidos durante la pasada elección presidencial, que como es del conocimiento público catapultó al polémico político Donald Trump, en contra de todas las expectativas.

Para el gobierno Liberal este fenómeno es de alta prioridad y para ello asegura estar tomando las acciones necesarias. En entrevista exclusiva con este medio, la Ministra de Instituciones Democráticas, Karina Gould, dijo que el Gobierno de Justin Trudeau está comprometido con “evitar que este tipo de situaciones opaquen el proceso eleccionario de octubre próximo y sobre todo que cada voz canadiense sea respetada”.

“En los meses pasados hemos trabajado con diversos sectores sociales a fin de contar con las herramientas legales necesarias para que ningún actor extranjero pueda entrometerse en nuestras elecciones, y nosotros estamos seguros de que la población buscará las fuentes confiables de información para crearse una opinión real sobre los temas que a todos nos preocupan”, dijo la Ministra Gould.

La joven política, quien representa al distrito electoral de Burlington, en el Parlamento Federal, insistió de distintas maneras que el trabajo efectuado por el ministerio que encabeza está enfocado en que “durante las elecciones sean las voces canadienses las que realmente se escuchen y no aquellas voces extranjeras que de manera secreta están tratando de cambiar las opiniones políticas de las y los ciudadanos”.

Karina Gould, la ministra más joven en el Gobierno de Justin Trudeau, admite que “hace cuatro años todos conocíamos el trabajo de las redes sociales, pero el papel de ellas fue mínimo a lo que es en la actualidad”, por ello, dijo que “el Gobierno Liberal ha establecido parámetros legales a fin de evitar que ninguna red social acepte dinero extranjero que busca incidir en la conciencia de los votantes”.

La funcionaria Liberal es muy cautelosa con la selección de sus palabras sobre este polémico tema, ya que los ojos del mundo no se pueden separar de cómo las redes sociales influyeron de manera descarada en ayudar en el triunfo del Presidente estadounidense, como lo han confirmado altos funcionarios del mismo gobierno, aunque su presidente trate de negarlo.

En la opinión de la ministra, “la respuesta canadiense ante este fenómeno político ha sido una de las más fuertes entre los países más desarrollados a nivel mundial, ya que los principales líderes políticos nos ven a la vanguardia en la protección de los derechos de la población que irá a las urnas en octubre próximo”.

Millones de canadienses aseguran estar preocupados ante la seguridad de las próximas elecciones federales, en particular por el papel que las poderosas nuevas tecnologías puedan jugar. Para la ministra Gould los “canadienses podemos confiar en que nadie cambiará el rumbo de nuestra democracia” y, sobre todo, que se respetarán nuestros derechos como ciudadanos.

Comments