Rodrigo Díaz M.

El sindicato del sector público más grande del país dice que se está preparando para una posible huelga postelectoral.

Todo esto ocurre después de que se acusara al gobierno de abandonar las conversaciones sobre contratos que afectan a más de 70 mil empleados federales.

La Alianza de Servicio Público de Canadá había vuelto a la mesa de negociaciones el 1 de septiembre, y parecía optimista hasta el viernes de que se podría llegar a un acuerdo tentativo para los empleados administrativos.

Los empleados administrativos representan aproximadamente la mitad de los 140 mil miembros del sindicato.

Sin embargo, a pesar de seis días continuos de negociaciones, los negociadores con la Junta del Tesoro no lograron presentar una oferta salarial adecuada.

Con una convocatoria electoral federal a la vuelta de la esquina, hay pocas posibilidades de que se reanuden las negociaciones antes de la votación del 21 de octubre, dijo el sindicato.

Aunque las negociaciones podrían continuar después de eso, el sindicato dijo que comenzaría los preparativos para una posible huelga, lo que no ocurriría antes del año nuevo.

La última oferta del gobierno fue una mejora con respecto a las anteriores, dijo una portavoz del presidente de la Junta del Tesoro, Joyce Murray, quien expresó su decepción por el hecho de que la propuesta fuera rechazada.

 

Comments