(NC) Durante los próximos 30 años, se espera que el número de días extremadamente calurosos en un año se duplique en algunas partes de Canadá. Sin embargo, según una encuesta reciente de la opinión pública de Health Canada, solo la mitad de los canadienses cree que existe un riesgo para la salud.

La verdad es que el cambio climático es real, los días extremadamente calurosos pueden tener un gran impacto en su salud y bienestar general. Esto es lo que necesita saber para estar preparado y minimizar sus riesgos para la salud:

Algunas personas son más vulnerables que otras. Esto incluye adultos mayores, bebés, niños pequeños, personas con enfermedades crónicas y quienes pasan mucho tiempo al aire libre trabajando o haciendo ejercicio. Si usted o alguien de su familia pertenece a uno de estos grupos, tome precauciones adicionales.

Prepararse para el calor. Sintonice regularmente las predicciones y alertas meteorológicas locales para saber cuándo debe prestar más atención. Si tiene un acondicionador de aire, asegúrese de que funcione correctamente. Si no tiene aire acondicionado, encuentre un lugar con aire acondicionado cerca donde pueda refrescarse por unas horas en días muy calurosos, como una biblioteca pública, un museo, un centro comercial o un centro comunitario.

Planifique sus actividades y ropa. Planee actividades extenuantes al aire libre para una parte más fresca del día, reprograme si es necesario, o elija un lugar más fresco. Use ropa holgada, de colores claros y un sombrero de ala ancha hecho de telas transpirables, como algodón y lino.

Manténgase hidratado. Tome muchos líquidos fríos, especialmente agua, antes de sentir sed para disminuir el riesgo de deshidratación. La sed no es un buen indicador de deshidratación. Recuérdese beber agua dejando un vaso junto al fregadero o pruebe a darle sabor al agua con jugo de fruta natural para que sea más atractivo. Asegúrese de comer más frutas y verduras, ya que tienen un alto contenido de agua. Si come menos, es posible que deba beber más agua.

Sepa qué hacer en caso de emergencia. El golpe de calor es una emergencia médica. Llame al 911 o a su número de emergencia local de inmediato si está cuidando a alguien que tiene una temperatura corporal alta y está inconsciente, confundido o ha dejado de sudar. Mientras espera ayuda, enfríe a la persona de inmediato moviéndola a un lugar fresco, si puede, aplicando agua fría en grandes áreas de la piel o la ropa; y avivando a la persona tanto como sea posible.

 

Encuentre más consejos sobre cómo mantenerse fresco este verano en canada.ca/health.

Comments