Rodrigo Díaz M.

Las cuadrillas continúan hoy reparando las líneas eléctricas caídas a través de Nova Scotia después de la poderosa tormenta Dorian, en medio de apagones y cierres generalizados, incluyendo todas las escuelas públicas.

Ayer por la noche, más de 134 mil hogares y negocios seguían sin electricidad en la región atlántica, y las autoridades de Nova Scotia han advertido que podría tardar hasta una semana en restablecer el servicio de electricidad en algunas zonas de la provincia.

Dorian se acercó a la región como un huracán de categoría 2 y tocó tierra cerca de Halifax el sábado por la noche como una tormenta post-tropical con fuertes vientos.

La costa sur de la provincia y la zona de Halifax fueron las más afectadas por los apagones.

Nova Scotia Power, una empresa de servicios públicos de propiedad privada, está administrando su plan de restauración de acuerdo con el camino emprendido por Dorian, por lo que la isla de Cape Breton es uno de los últimos lugares de la provincia en los que se reestablecerá el servicio de electricidad.

El sitio web de la empresa de servicios públicos señala que algunas comunidades de Cape Breton podrían no tener electricidad hasta el jueves por la noche.

El gobierno de Nova Scotia centrará sus esfuerzos en restablecer los servicios de energía y telefonía celular el día de hoy, dijo Stephen McNeil, premier de Nova Scotia.

Las redes de varios proveedores de telefonía móvil han estado inactivas o trabajando de forma intermitente desde que el huracán Dorian azotó la provincia.

 

Comments