En un documento revelado esta semana, se dice que la provincia busca “simplificar el proceso” para aumentar la oferta de viviendas.

 

Por Raúl A. Pinto

El gobierno provincial de Ontario estudia los mecanismos para hacer más expedito a los propietarios de viviendas el desalojar a los arrendatarios que no han pagado la renta a tiempo u otros motivos.

Toronto Star informó que documentos salidos a la luz esta semana revelan que el gobierno intenta acortar el tiempo de espera que por ley se debe entregar para desalojar a las personas que habitan una vivienda, así como permitir a privados el sacar a las personas de sus hogares.

En las leyes para arrendatarios existentes en Ontario, las personas a cargo de desalojar personas deben ser designadas por el gobierno, y no se les está permitido usar la fuerza para retener sus posesiones, desalojar a los inquilinos de lugares comerciales o viviendas residenciales, o hacer valer decisiones judiciales.

Los papeles encontrados por este periódico señalan que el gobierno busca “simplificar el proceso”, y de esta manera aumentar la cantidad de lugares disponibles para vivir, cuando lugares como Toronto se encuentran en el medio de una crisis de viviendas.

En la información se dice que la provincia admite que este tipo de movimientos podría disminuir su popularidad.

El documento dice que “los grupos y asociaciones de inquilinos pedirán mantener los mecanismos actuales, debido a que el tiempo de espera dispuesto por ley les da tiempo de pagar sus alquileres atrasados”

Comments