Trudeau recibió el apoyo de su partido y los conservadores ante esta medida. El NDP acusa de “dejarse llevar por las políticas de EEUU”

 

Por Raúl A. Pinto.

El Primer Ministro de Canada Justin Trudeau prometió entregar cincuenta y tres millones de dólares para Venezuela, los cuales llegarían al recién reconocido gobierno de Juan Guaidó.

Diversos medios reportaron que, mientras los países del denominado “Grupo de Lima” se reúnen en Ottawa por décima vez en su historia para conversar sobre la delicada situación de este país, este monto será destinado a “entregar una ayuda para la estabilización, asistencia humanitaria y desarrollo” en Venezuela y sus países vecinos, los cuales han recibido las olas de inmigrantes que han salido en la última década.

En un comunicado, la oficina diplomática canadiense Global Affairs informó que los recursos a entregarse serán específicamente usados para satisfacer las necesidades mínimas de los ciudadanos afectados por el conflicto, incluyendo alimentos, agua, servicios médicos, higiene, protección y educación. La ayuda incluirá un enfoque especial en mujeres y niñas.

El denominado Grupo de Lima está conformado por diez naciones del continente americano, y en esta ocasión Canadá ha servido de país anfitrión, con Trudeau y la Ministra Chrystia Freeland encabezando la organización.

Afectados por una grave crisis económica marcada por la hiperinflación – lo cual ha llevado a un grave desabastecimiento en todo el país- el gobierno a cargo de Nicolás Maduro ha enfrentado múltiples protestas dentro y fuera de Venezuela. Ellos culpan de esto a un bloque comercial por parte de países como Estados Unidos y Canadá.

El año pasado, tras las elecciones presidenciales que llevaron a Maduro a ser reelegido, la oposición acusó arreglos en los resultados, llevando a un conflicto que alcanzó nuevos ribetes cuando Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional del país, anunció en enero que no reconocían a Nicolás Maduro como presidente, y se declarara a sí mismo como mandatario interino.

Canadá y todo el Grupo de Lima reconocieron a Guaidó como el nuevo Presidente de Venezuela. Trudeau incluso recibió el apoyo irrestricto de la oposición conservadora ante este anuncio.

Por su parte, CUPE, que representa el sindicato más grande de Canadá, así como el Nuevo Partido Demócrata (NDP, por sus siglas en inglés), objetó esta actitud, llamando a Trudeau a no dejarse llevar por las políticas de Estados Unidos.

El Presidente estadounidense, Donald Trump, ha sido también acusado de usar la crisis en Venezuela como excusa para borrar de la opinión pública el juicio en su contra por la supuesta influencia de Rusia en las elecciones del 2016.

Comments