Rodrigo Díaz M.

El primer ministro Justin Trudeau anunció hoy que el gobierno federal está enviando 75 millones de dólares a organizaciones que ayudan a los indígenas que viven en zonas urbanas y fuera de las reservas.

El gobierno había prometido previamente 15 millones de dólares en financiación para servicios como asesoramiento, atención médica, alimentos y viviendas de apoyo.

Según Trudeau, más de un millón de indígenas viven en ciudades o fuera de las reservas, y merecen buenos servicios que sean culturalmente apropiados.

Los liberales han prometido 290 millones de dólares para las organizaciones que representan a las Primeras Naciones, los Metis y los Inuits, principalmente en las reservas y en las comunidades indígenas.

El Congreso de Pueblos Aborígenes, que representa a los indígenas que viven fuera de las reservas, ha dicho que el desequilibrio es discriminatorio, negando la ayuda adecuada a algunas personas según el lugar donde vivan.

Las organizaciones de servicios han dicho que la demanda de la ayuda que proporcionan está en alza y que es difícil proporcionarla con medidas de seguridad anti pandémicas en vigor.

Durante su conferencia de prensa diaria, Trudeau dijo que el gobierno federal está enfocado en aumentar las pruebas para que el país pueda evitar otro encierro en caso de que se produzca una segunda ola.

Trudeau reiteró que el Canadá necesita hacer más pruebas y rastreo de contactos, en particular en Ontario y Quebec.

El primer ministro dijo que el gobierno federal proporcionará recursos y equipo para que eso ocurra, y añadió que incluso las regiones con bajas tasas de casos deben poder realizar pruebas y rastreos enérgicos para contener cualquier brote futuro.

 

Comments