La actriz y modelo puertorriqueña Dayanara Torres ha revelado que padece melanoma. Este es el más agresivo de todos los tipos de cáncer de piel, pero los dermatólogos explican cómo detectarlo y qué hacer para prevenirlo.

DESTACADOS.

+++ Algunas veces el melanoma aparece sobre un lunar que ya existía, pero no siempre es así. De hecho, en la mayoría de los casos se trata de una lesión nueva.

+++ “Un reconocimiento general de toda la piel del propio cuerpo sólo requiere unos pocos minutos al mes y es suficiente para poder detectar alguna alteración de aspecto sospechoso”, explica el dermatólogo Eduardo Nagore.

+++ “El bronceado es breve, pero tu piel es para siempre”, recuerdan los especialistas de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

“Les cuento la triste noticia de que tengo cáncer en la piel, melanoma”, ha manifestado Dayanara Torres en un vídeo en su cuenta de la red social Instagram. La exMiss Universo puertorriqueña ha confesado que todo ocurrió por un lunar que apareció en su pierna y al que no prestó atención. “Después de un biopsia y una segunda cirugía, los resultados lamentablemente fueron positivos”, ha explicado.

El suyo no es el único caso entre famosos y una situación similar vivió, y sigue viviendo, el actor australiano Hugh Jackman, quien tuvo carcinoma basocelular y que se ha mostrado en la playa en diversas ocasiones, a través de sus redes sociales, vestido con camiseta de manga larga y sombrero amplio para cubrir toda su piel del sol.

APLICAR LA REGLA A,B,C,D,E.

“El melanoma es el tipo de cáncer de piel menos frecuente, pero también el más peligroso”, destacan los especialistas de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Asimismo, aclaran que puede desarrollarse en personas de cualquier edad.

No todos los melanomas tienen el mismo aspecto. “Puede presentarse como una mancha pigmentada que se vuelve oscura, que puede desarrollar bordes irregulares, diferentes colores con el paso del tiempo o convertirse en una especie de bulto rosado o rojizo que crece rápidamente. Además puede extenderse internamente, es decir, causar metástasis, por lo que necesario tratarlo lo antes posible”, subrayan.

Algunas veces el melanoma aparece sobre un lunar que ya existía pero no siempre es así. De hecho, en la mayoría de los casos se trata de una lesión nueva.

“Las lesiones iniciales pueden ser planas y asemejarse a una peca extraña. El color no es uniforme, con áreas oscuras que contrastan con otras más claras. El cambio de coloración constituye un signo clínico especialmente importante”, manifiesta la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta entidad indica que la mayoría de los melanomas pueden curarse sin complicaciones si se diagnostican de manera precoz.

De igual modo, los especialistas de la AEDV subrayan que la principal estrategia para evitar la aparición del melanoma es no abusar del sol. No obstante, una vez que el daño en la piel está hecho, la detección temprana es una medida muy importante, pues con ella se puede evitar el desarrollo de metástasis y así reducir el riesgo de muerte.

En este sentido, la autoexploración es esencial. El doctor Eduardo Nagore, miembro de la AEDV, señala que “un reconocimiento general de toda la piel del cuerpo sólo requiere unos pocos minutos al mes y es suficiente para que la persona, familiarizada con la propia apariencia de su piel, sea capaz de detectar alguna alteración de aspecto sospechoso y mostrársela después a un dermatólogo”.

Esta es la estrategia que se conoce como “del patito feo” y consiste en observar una lesión o un lunar cuyo aspecto no nos gusta o nos parece extraño o diferente a otros que podemos tener en el resto de la piel.

De igual modo, los dermatólogos recomiendan examinar los lunares ya existentes mediante la regla ABCDE, es decir, prestando especial atención a los siguientes aspectos: Asimetría, Bordes irregulares, Color no homogéneo, Diámetro superior a 6 mm y Evolución (cambios en la forma, color, relieve o síntomas).

En lo relativo a la autoexploración, el doctor Agustín Buendía, miembro asimismo de la AEDV, puntualiza que el melanoma “puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, por lo que es recomendable observar también el cuero cabelludo, los espacios interdigitales o la espalda, en este caso con la ayuda de un espejo”.

Pero si la autoexploración y la observación de la propia piel es fundamental para detectar un melanoma de manera precoz, los dermatólogos coinciden al destacar que la mejor estrategia para evitar la aparición del melanoma es no abusar del sol.

Según indica la AEDV, el principal factor de riesgo evitable para la mayoría de los melanomas es una sobreexposición a la radiación ultravioleta ya sea natural, procedente del sol, o artificial, en cabinas de bronceado.

¿SALUD O MODA?.

Para proteger la piel del sol, los especialistas de la Academia Americana de Dermatología destacan la importancia de utilizar protector solar y explican que debemos elegir:.

– Uno con factor de protección solar 30 o superior

– Utilizar una cantidad suficiente de producto y aplicarlo al menos 15 minutos antes de salir al aire libre en todas la piel expuesta al sol.

– Debemos aplicar el protector también en zonas de las que nos solemos olvidar como las orejas, el cuello o los pies.

Los dermatólogos recuerdan que nuestra piel tiene memoria y el daño producido por el sol se acumula.

En este sentido, el doctor Buendía especifica que en 1950 en Estados Unidos el riesgo acumulativo de padecer un melanoma para un hombre blanco, a lo largo de su vida, era 1/600; en el año 2000 era 1/74; y en 2015 1/50, dependiendo de las zonas geográficas.

En Europa, el número de casos supera los 3,5 millones y más de 22.000 europeos mueren de melanoma cada año.

Los especialistas en dermatología manifiestan que muchos casos de melanoma se pueden prevenir si se adoptan unos buenos hábitos de protección solar desde la infancia.

Así, el doctor Buendía asegura que los dermatólogos quieren que “todo el mundo vea su piel como su prenda más preciada, que necesita sus cuidados durante toda la vida”.

De igual modo, desde la AEDV señalan que “el bronceado es breve, pero tu piel es para siempre. ¿Salud o moda? Ahí está el dilema”.

Por Purificación León.
EFE/REPORTAJES

Comments