Para evitar el contagio del coronavirus es necesario seguir las mismas recomendaciones que las autoridades sanitarias nos recuerdan cada año para otras enfermedades respiratorias como la gripe. Lavarse las manos con frecuencia es una de las medidas más importantes.

 

DESTACADOS.

+++ “No debemos perder la percepción del riesgo con otros virus como el de la gripe, que sólo en Estados Unidos ha matado ya a más de 8.000 personas en esta temporada”, indica el doctor Manuel Linares Rufo.

+++ Cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar es fundamental para evitar esparcir el virus. Pero esto debe hacerse con el codo flexionado o con un pañuelo que se debe tirar inmediatamente y después lavarse las manos con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol.

+++ “Parece poco probable la transmisión del coronavirus por el aire a distancias mayores de uno o dos metros”, manifiesta el Ministerio de Sanidad español.

Los coronavirus son un grupo de virus comunes que reciben ese nombre porque en su superficie hay una especie de picos que se asemejan a una corona.

Algunos de estos virus sólo afectan a los animales, pero otros también pueden infectar a las personas. Por lo general, causan infecciones leves o moderadas de las vías respiratorias como el resfriado común, aunque también pueden provocar enfermedades más graves.

El nuevo coronavirus, llamado 2019-nCoV, SARS-CoV-2 o coronavirus de Wuhan, se encontró por primera vez en humanos en esa ciudad china en diciembre de 2019. Los primeros casos se relacionaron con un mercado de Wuhan donde se vendían, entre otras cosas, animales vivos.

“El contacto cercano entre animales que normalmente no conviven en la naturaleza puede favorecer que un virus adquiera la capacidad de saltar de un huésped a otro (en este caso de algún animal aún no identificado al ser humano) y transmitirse entre personas. En el caso del nuevo coronavirus, análisis recientes sugieren que podría haber saltado de murciélagos a pangolinos y de ahí a los humanos”, explican los especialistas del Instituto de Salud Global de Barcelona (España).

“Aunque la manera en la que se adquiere la infección no se conoce de forma precisa, por analogía con otras infecciones causadas por virus similares, parece que la transmisión sería a través del contacto con animales infectados o por contacto estrecho con las secreciones respiratorias que una persona enferma genera al estornudar o toser. Estas secreciones infectarían a otra persona si entrasen en contacto con su nariz, sus ojos o su boca”, indica el Ministerio de Sanidad español.

Un policía fronterizo revisando documentación de personas que llegan de Italia, uno de los focos del coronavirus en Europa. EFE/EPA/GEORGI LICOVSKI

ATENCIÓN A LAS GOTÍCULAS.

Esta entidad aclara que la infección será más o menos contagiosa dependiendo de la cantidad de virus que la persona enferma tenga en las vías respiratorias.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aclara que cuando alguien estornuda o tose “puede esparcir gotículas grandes, pero estas no permanecen suspendidas en el aire mucho tiempo, sino que caen. Las gotículas de mayor tamaño caen rápidamente y las más pequeñas lo hacen más despacio”.

En cualquier caso, “parece poco probable la transmisión por el aire a distancias mayores de uno o dos metros”, manifiesta el Ministerio de Sanidad español.

Por ese motivo, la OMS aconseja mantener, al menos, un metro de distancia con otras personas, especialmente con aquellas que tosan, estornuden y tengan fiebre. Dado que, si una persona infectada tose o estornuda, proyecta pequeñas gotículas que contienen el virus, quien esté demasiado cerca de ella puede inhalarlo.

En cuanto a los síntomas que se manifiestan tras la infección por el coronavirus de Wuhan, Francisco Gallardo Chamizo, doctor en Investigación Biomédica perteneciente al Cuerpo Militar de Sanidad de las Fuerzas Armadas Españolas, señala que la mayoría de los pacientes estudiados han presentado fiebre (98%), astenia, es decir, debilidad o fatiga generalizada (70%) y tos (59%).

“También se han observado, aunque en menor número de casos, otros síntomas como falta de apetito, dolores musculares, sensación de falta de aire, dolor de garganta o diarrea. Todos estos síntomas son comunes a otros muchos tipos de infecciones”, recalca el facultativo.

Un acto fundamental de prevenciòn es lavarse las manos correctamente. EFE/FRANCIS R. MALASIG

De igual modo, las medidas para prevenir el contagio del coronavirus de Wuhan son las mismas que para el resto de las infecciones respiratorias.

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) indica unas pautas para evitar la propagación de la gripe, que también sirven para el coronavirus de Wuhan.

— Se recomienda evitar el contacto con personas enfermas y que estas permanezcan en sus domicilios sin asistir al colegio o al trabajo mientras dure la enfermedad.

— Es aconsejable cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo al toser o estornudar. Fundamental para evitar esparcir el virus. Un pañuelo, que se debe tirar inmediatamente y después lavarse las manos.

— Procurar, en los golpes de tos, si no se tiene el pañuelo a mano hacerlo sobre el propio brazo en la zona interior del codo, flexionado.

— Nunca toser sobre las manos, porque se puede contaminar, a partir de esta acción, todo lo que toquemos y se puede contagiar quien lo toque.

— Hay que lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o con una solución alcohólica.

— Es necesario evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca.

Dos ciudadanos chinos haciendo la compra en Beijing. China, es el origen del coronavirus.. EFE/EPA/WU HONG

USO DE MASCARILLAS.

En lo relativo al uso de mascarilla, es necesario saber que la mascarilla puede ayudar a limitar la propagación de algunas enfermedades respiratorias, pero, por sí sola, no garantiza que no se vayan a contraer infecciones. Es decir, su uso debe combinarse con las medidas anteriores.

No obstante, la mascarilla no es necesaria en todas las circunstancias. La OMS aconseja su uso racional para evitar el derroche de recursos.

“Esto significa que sólo debe utilizar una mascarilla si presenta síntomas respiratorios (tos o estornudos), si sospecha que tiene infección por el 2019-nCoV o si está cuidando de alguien de quien se sospeche que está infectado por el virus”, destaca.

La OMS detalla que se ha de sospechar una infección por 2019-nCoV si se ha viajado a alguna zona en la que se haya notificado la presencia del virus o si se ha tenido contacto cercano con alguien que haya llegado procedente de esas zonas y que tenga síntomas respiratorios.

Un par de niños esperan a que les tomen la temperatura en una consulta en Seúl (Corea del Sur). . EFE/Jeon Heon-Kyun

Tanto en el uso de mascarillas como en otras muchas cuestiones relacionadas con el coronavirus de Wuhan, es importante actuar con sentido común.

Así, el doctor Manuel Linares Rufo, coordinador del grupo de trabajo de Enfermedades Infecciosas, Medicina Tropical y del Viajero de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) hace un llamamiento a la calma.

“No debemos perder la percepción del riesgo con otros virus como el de la gripe, que sólo en Estados Unidos ha matado ya a más de 8.000 personas en esta temporada”.

El número de fallecidos por el coronavirus de Wuhan está en torno a 3.000 personas en todo el mundo. La inmensa mayoría de estas muertes se han producido en China.

Por Purificación León.

EFE/REPORTAJES

Comments