El gobierno provincial de Ontario diferirá los impuestos planeados para las bebidas espirituosas y pide a los residentes de la provincia que apoyen a los proveedores de bebidas alcohólicas locales.

De nuestra redacción:

La provincia de Ontario está alentando a los residentes a apoyar a las cervecerías y bodegas artesanales locales mediante la ampliación de las opciones de fabricación en Ontario, el LCBO.

Además, la provincia diferirá los aumentos de impuestos para la cerveza y el vino, que estaba previsto que entraran en vigor para la primavera de 2020.

“Comprar local no sólo apoya a las bodegas, cervecerías, destilerías y otros productores locales de Ontario, sino que también significa obtener un producto de calidad”, dijo Rod Phillips, ministro de finanzas, en un comunicado de prensa.

“Nuestro sector de producción y venta de bebidas alcohólicas nos dijo que están siendo impactados negativamente por las medidas para contener el COVID-19, por eso nuestro gobierno está tomando acciones para ayudar a estas empresas locales a seguir proporcionando buenos empleos a la gente de Ontario y produciendo los productos que disfrutan los consumidores”, continuó.

La provincia también ha permitido temporalmente a los restaurantes y bares con licencia vender alcohol con órdenes de comida para llevar y de entrega entre las 9 AM y las 11 PM, así como vender licor a un precio más bajo cuando se compran con órdenes de comida para llevar y de entrega.

“Nuestra provincia alberga algunas de las mejores cervecerías y bodegas del mundo que producen cervezas artesanales de alta calidad y vinos de clase mundial”, dijo Ernie Hardeman, ministro de agricultura, alimentación y asuntos rurales de Ontario, en el mismo comunicado.

“Ahora más que nunca, los animo a que apoyen a los muchos grandes productores artesanales de Ontario eligiendo y disfrutando responsablemente de lo local”.

Comments