Tuesday, August 9, 2022
HomeNoticiasCanadaPolicía de Toronto confirma existencia de discriminación racial

Policía de Toronto confirma existencia de discriminación racial

El jefe de la Policía de Toronto se ha disculpado hoy con la comunidad de personas de color al publicarse los datos que ponen en evidencia el racismo sistemático que existe dentro y fuera de las fuerzas del orden.

El jefe de la Policía de Toronto se ha disculpado hoy con la comunidad de personas de color al publicarse los datos que ponen en evidencia el racismo sistemático que existe dentro y fuera de las fuerzas del orden.

Rodrigo Díaz M.

La Policía de Toronto reveló hoy estadísticas que muestran que las personas de color se enfrentaron a una cantidad desproporcionada de aplicación de la ley y uso de la fuerza por parte de la policía, y que tenían más probabilidades de que un agente les apuntara con una pistola, tanto si se les consideraba armados como desarmados, que otros grupos raciales.

El jefe interino de la policía de la ciudad se disculpó hoy públicamente luego de mostrados los datos cuando el cuerpo publicó datos inéditos basados en la raza que mostraban un uso desproporcionado de la fuerza contra ellos, aunque el gesto fue rechazado inmediatamente por algunos.

El jefe interino, James Ramer, dijo que el cuerpo policial tiene que mejorar y reconoció que los datos “causarán dolor a muchos” y se comprometió a introducir mejoras.

“Reconocemos que cuando una persona tiene un encuentro con la policía, puede tener un profundo impacto en su vida, su salud mental y su confianza en la policía”, dijo. “Por esta razón, el Servicio de Policía de Toronto debe ser una fuerza impulsora y un líder en la eliminación de todas las formas de discriminación racial en la policía y en cualquier lugar donde se encuentre”.

Las estadísticas publicadas el hoy se refieren, en gran medida, a incidentes ocurridos en 2020.

Aunque ese año representaban alrededor del 10% de la población de la ciudad, las cifras muestran que las personas de color se enfrentaron al 22,6% de las acciones policiales, que incluyen detenciones, multas por infracciones provinciales, amonestaciones y desvíos.

Al mismo tiempo, el 39,4% de los incidentes de uso de la fuerza afectaron a personas de color, según los datos.

Las estadísticas, que también incluyen datos sobre la raza y los registros o cacheos, son las primeras que se publican bajo la política de datos basados en la raza del Servicio de Policía de Toronto. La política se implementó en 2019 después de varios informes sobre raza y vigilancia policial, así como la legislación provincial que requiere que varios sectores públicos recopilen dicha información.

Según el informe, hubo 949 incidentes de uso de la fuerza que involucraron a 1.224 personas en 2020. Los investigadores pudieron vincular los informes sobre el uso excesivo de la fuerza, que incluyen información sobre la “raza percibida”, con los informes de incidentes policiales de 889 de ellos para obtener más detalles.

En 371 incidentes, se apuntó a alguien con un arma de fuego de la policía, y en cuatro se disparó. En dos incidentes se produjeron lesiones mortales.

Los datos muestran diferencias en la aplicación de la ley, en el uso de la fuerza y en los cacheos a varios grupos racializados.

Según los datos, los indígenas se enfrentaron a un mayor número de controles, pero con una proporción ligeramente inferior de uso de la fuerza excesiva en dichas interacciones.

Las personas blancas, que representaban aproximadamente el 46% de la población de Toronto en 2020, se enfrentaron proporcionalmente a una menor aplicación de la ley y a un menor uso de la fuerza.

Las personas de Asia oriental o sudoriental tenían 1,6 veces más probabilidades que los blancos de que se les apuntara con un arma, y las personas de Asia meridional tenían el doble de probabilidades.

Los datos muestran que las personas de color tenían 1,5 veces más probabilidades que las personas blancas de que se les apuntara con un arma cuando se percibía que portaban un arma y 2,3 veces más cuando no se percibía que portaban un arma. En ambas situaciones, las personas blancas tenían más probabilidades que las personas de color en enfrentarse a niveles de fuerza inferiores.

Las estadísticas también muestran que las diferencias raciales en el uso de la fuerza se mantuvieron incluso después de tener en cuenta para qué se llamó a la policía inicialmente y cuál fue el delito principal.

Para muchos grupos racializados, las divisiones policiales en las que experimentaron los mayores índices de uso de la fuerza fueron también aquellas en las que constituían una menor proporción de la población, según los resultados.

Los residentes indígenas, de color y blancos también fueron cacheados de forma desproporcionada en comparación con el número de ellos que fueron detenidos. En 2021, tras la entrada en vigor de las nuevas normas relativas a los cacheos, las detenciones de personas blancas y de color siguieron siendo más propensas a los cacheos, según los datos.

Sin embargo, el número total de cacheos cayó en picado en octubre de 2020, después de que la policía de Toronto promulgara las nuevas normas, que exigen que los cacheos y los registros se graben en vídeo y audio. Antes de los cambios, algo más del 27% de las detenciones daban lugar a cacheos; después de la implementación de la nueva normativa, algo menos del 5%.

La Policía de Toronto ha formulado 38 recomendaciones para hacer frente a los resultados, que según ellos forman parte de un esfuerzo más amplio para “reducir los resultados dispares”.

Estas recomendaciones incluyen la colaboración con las comunidades de color, indígena y racializada para comprender los datos y debatir el camino a seguir; la aplicación de una revisión obligatoria de las grabaciones de las cámaras corporales en todos los incidentes de uso de la fuerza; y la exigencia de que los agentes en periodo de prueba durante su primer año de servicio se reúnan con sus supervisores tras los incidentes de uso de la fuerza.

La policía también ha asegurado que ampliará su análisis en la próxima fase para incluir los arrestos y las detenciones. La recogida de estos datos comenzó en enero del año pasado.

El gobierno provincial comenzó a recopilar datos basados en la raza relacionados con el uso de la fuerza de los servicios policiales en 2020, tres años después de aprobar la legislación que exigía a varios sectores públicos recopilar datos basados en la raza.

Comments

MOST READ

Las mejores apps para citas en Canadá

0
Conocer gente en línea se ha vuelto más divertido y accesible gracias a las aplicaciones móviles. Stefany Jovel Instagram: @stefany.jovel Bajo la manga de la creciente mezcla...
Share This

Comparte este sitio!

Share this site with your friends!