Rodrigo Díaz M.

Ontario presentó el miércoles un paquete de 17 billones de dólares para apoyar a la provincia en medio del brote de COVID-19, que incluye una entrada de dinero en efectivo para el sector de la salud, pagos directos a los padres y exenciones fiscales para las empresas.

El ministro de finanzas, Rod Phillips, dijo que el gobierno confía en que cada dólar invertido a través del plan que salva una vida o un trabajo es un dólar bien gastado.

“El COVID-19 es una amenaza extraordinaria para la salud y la economía de Ontario y exige una respuesta extraordinaria de todos los niveles del gobierno y la sociedad civil porque estamos todos juntos en esto”, dijo mientras presentaba la perspectiva fiscal de emergencia de un año.

El aumento del gasto incluye un fondo de contingencia de un billón de dólares para los afectados por el COVID-19, casi un billón de dólares más para los hospitales y más equipos de protección personal para los trabajadores de primera línea.

Las medidas también incluyen un pago único para los padres de 200 dólares por niño de 12 años o menos, la duplicación de los pagos para los ancianos de bajos ingresos y la suspensión de los pagos de los préstamos estudiantiles durante seis meses.

El plan incluye 7 billones de dólares en nuevos gastos y 10 billones de dólares en impuestos y otros aplazamientos. Estas medidas contribuirán a que el resultado final de Ontario se vea afectado de manera importante, ya que el déficit pasará de 9 billones de dólares a los 20 billones previstos para 2020-21, un nivel que no se había visto desde las secuelas de la recesión de 2008.

Más de 3 billones de dólares en fondos se destinan a la atención de la salud. Además del fondo COVID-19 y el aumento del gasto hospitalario. El plan incluye 243 millones de dólares para el aumento de la capacidad en el sector de cuidados a largo plazo, 160 millones de dólares para la salud pública y 75 millones de dólares para más equipos de protección personal y suministros médicos.

Los padres podrán obtener los pagos de 200 dólares para ayudar a compensar los costos del cierre de escuelas y guarderías a un costo de 337 millones de dólares para la provincia.

Los pagos del Sistema de Ingresos Anuales Garantizados para los ancianos de bajos ingresos se duplicarán durante seis meses. Se ampliará la elegibilidad para el Programa de Asistencia Energética para Personas de Bajos Ingresos, con 9 millones de dólares adicionales destinados a las interrupciones en las facturas de energía.

Las personas con préstamos estudiantiles tendrán un plazo de seis meses para pagar los préstamos del Programa de Asistencia al Estudiante de Ontario, y no acumularán intereses adicionales.

Las comunidades indígenas recibirán 26 millones de dólares adicionales para atención médica y suministros críticos.

Comments