Las autoridades médicas provinciales han actualizado hoy al público sobre el estatus de los casos del COVID-19 en Ontario, destacando un aumento significativo de casos, la mayoría en Windsor.

Rodrigo Díaz M.

Ontario reportó hoy 257 nuevos casos de COVID-19, de los cuales 177 fueron confirmados por la unidad de salud pública de Windsor-Essex luego de pruebas específicas a trabajadores agrícolas inmigrantes durante el fin de semana.

La ministra de salud, Christine Elliott, dijo que las pruebas son parte del plan de tres puntos de la provincia para frenar la propagación del nuevo coronavirus entre los trabajadores temporales del sector agroalimentario.

Tres trabajadores inmigrantes con casos confirmados de COVID-19 han muerto en Ontario desde que comenzó el brote, dos en Windsor-Essex y otro en la unidad de salud de Haldimand Norfolk.

Leamington y Kingsville, ambas zonas dentro de la unidad de salud de Windsor-Essex con una elevada población de trabajadores agrícolas temporales, son las dos únicas áreas de Ontario que aún no han recibido la aprobación para pasar a la segunda etapa del plan de reapertura de la provincia.

La red de laboratorios comunitarios, comerciales y hospitalarios de Ontario procesó ayer 27.127 nuevas muestras de pruebas del COVID-19, según el Ministerio de Salud.

En otras partes de la provincia fueron confirmados 80 casos adicionales del COVID-19. Sin embargo, varias unidades de salud pública, sobre todo en Toronto, eliminaron decenas de reportes de casos que se habían duplicado por error en las actualizaciones anteriores, en lugar de informar de los nuevos casos. Eso significa que es casi seguro que hay nuevos casos que no se incluyeron en la cifra actual del informe de hoy.

Ha habido un total de 34.911 casos confirmados de COVID-19 en Ontario desde finales de enero. Alrededor del 86,5% de ellos están resueltos, incluyendo otros 89 marcados como resueltos ayer. Unos 2.050 casos siguen activos.

El número de pacientes en los hospitales de Ontario con infecciones confirmadas del nuevo coronavirus aumentó en 18, hasta 232. En el pico del brote, más de mil personas con la enfermedad fueron hospitalizadas.

Mientras tanto, los que necesitaban cuidados intensivos disminuyeron en cinco, hasta 46, y el número de personas con respiradores se redujo en 1 a 35.

La cifra oficial de muertes de COVID-19 en Ontario aumentó en siete y ahora es de 2.665.

Comments