Rodrigo Díaz M.

Las solicitudes de patrocinio para algunos miembros de la familia a quienes previamente se les prohibió obtener la residencia permanente, en virtud del Reglamento de Inmigración y Refugio de Canadá, se permitirán bajo un nuevo programa piloto de dos años, anunció el Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá, Ahmed Hussen.

El programa está dirigido a los miembros de la familia que no acompañaban y que no fueron declarados y por lo tanto no fueron examinados por las autoridades de inmigración cuando el patrocinador solicitó la residencia permanente en Canadá.

Estos miembros de la familia no han sido elegibles para el patrocinio de una clase familiar según la Sección 117 (9) (d) de las Regulaciones de Canadá sobre Inmigración y Protección de Refugiados.

Esta prohibición de por vida ha sido durante mucho tiempo una fuente de controversia, ya que el Consejo Canadiense para los Refugiados (CCR, por sus siglas en inglés) lo llamó “una barrera importante” para la reunificación familiar en Canadá.

En un resumen sobre el tema, el CCR dijo que 117 (9) (d) “tiene un efecto negativo desproporcionado en los refugiados y migrantes vulnerables que no revelan a un miembro de la familia”.

Hussen explicó que el gobierno federal reconoce que la regulación era injusta.

“Los recién llegados que no declararon a sus familiares inmediatos cuando vinieron a Canadá se vieron imposibilitados para patrocinarlos. Hoy, hemos corregido ese error”, expresó.

El IRCC definió a los patrocinadores cubiertos por el programa piloto como refugiados reasentados, aquellos que recibieron protección de refugiados en Canadá o aquellos que fueron patrocinados como cónyuges, parejas o hijos dependientes.

El programa se pondrá en acción a partir del 9 de septiembre de 2019 y durará hasta el 9 de septiembre de 2021, representantes del IRCC declararon que las aplicaciones que ya están en proceso se beneficiarán sobre aplicaciones recientes, dado que tendrán mayor prioridad sobre las nuevas aplicaciones.

Por otro lado, el IRCC anunció que se tomarán nuevas medidas para ayudar a trabajadores vulnerables y a sus familias a lo largo y ancho de Canadá

A partir de esta semana, el IRCC permitirá que los trabajadores migrantes con un permiso de trabajo específico del empleador que se encuentran en una situación laboral considerada como abusiva puedan solicitar un permiso de trabajo abierto que les permitiría dejar el trabajo que actualmente realizan en búsqueda de otro empleo donde se les de un trato mas respetuoso sin perder su estatus como trabajadores extranjeros.

“Esto permitirá que los trabajadores migrantes dejen a ese empleador inmediatamente, mantengan su estado y encuentren otro trabajo”, declaró un representante del IRCC.

El IRCC también introducirá cambios que permitirán a los recién llegados a Canadá que fueron víctimas o que sufren actualmente de violencia familiar solicitar un permiso de residencia temporal exento de pago alguno a partir del 26 de julio de este año.

El permiso otorgará a estas personas un estado legal en Canadá y les proporcionará un permiso de trabajo y cobertura de atención médica para que puedan seguir con sus vidas con la mayor normalidad posible, al menos temporalmente.

De igual manera, el IRCC acelerará las solicitudes de residencia permanente presentadas por razones humanitarias y compasivas de aquellos “en situaciones urgentes de violencia familiar”.

“Ningún trabajador debe temer perder su trabajo cuando se les maltrata en su lugar de trabajo. Ninguna pareja debería tener más miedo de perder su estatus migratorio en lugar de escapar del abuso”, dijo Hussen.

“Hoy decimos, no temas más”.

Comments