Gracias a las propiedades medicinales de sus ingredientes esta infusión se alza como un remedio perfecto para eliminar toxinas, aliviar problemas digestivos y respiratorios.

Stefany Jovel
Instagram: @stefany.jovel

El jengibre (Zingiber Officinale) es una planta medicinal que se usa y consume desde la antigüedad. Se ha utilizado desde hace mucho tiempo en países como la India y China como remedio curativo a muchos males. Tiene un sabor muy peculiar, ligeramente dulce, refrescante y picante.
De hecho, se cuenta que en la antigüedad, el jengibre se solía tomar para contrarrestar con su sabor dulce el sabor del ajo. Ahora, gracias a todos los estudios que se han llevado a cabo sobre este alimento, esta raíz se puede utilizar para muchas otras cosas.
La parte que usamos por sus propiedades es el rizoma, que podemos consumir fresco o en polvo.
Sus propiedades más destacadas son las digestivas, circulatorias y respiratorias, a la vez que nos permite estimular el organismo de manera natural y acelerar el metabolismo.
El uso más conocido de la raíz de jengibre es ser una de las mejores alternativas para aliviar los problemas gástricos, como pesadas digestiones o problemas estomacales derivados de otro tipo de circunstancias. El jengibre permite al estómago regularse de una forma mucho más equilibrada y sana.

¿Morning sickness? El jengibre será el remedio ideal. Las personas que sufren de mareos también lo suelen tomar para evitar las náuseas y vómitos.
Una de las cualidades más interesantes del jengibre es que propicia la absorción de los elementos nutritivos y la eliminación de los nocivos. Gracias a ello, evitaremos la pesadez, la acidez y la acumulación desproporcionada de grasa.
El jengibre también se puede usar como antiinflamatorio cortando la raíz en pequeñas rodajas y colocándolas directamente sobre la zona inflamada, o también triturada en forma de ungüento combinado con agua y un poco de aceite. Sirve igualmente como analgésico para el dolor de muelas, si se toma en forma de infusión.
En el caso de un resfriado o con problemas en el aparato respiratorio, una taza de jengibre caliente puede ser la solución definitiva, ya que elimina la tos, desinflama la garganta y es un remedio perfecto contra la sinusitis.
Para las personas que sufren de colesterol alto también pueden ingerir jengibre en forma de té, ya que esta raíz es perfecta para bajar los niveles en sangre y regular la circulación. De hecho, es muy efectivo para eliminar naturalmente los trombos de las arterias, un problema que puede ser de gravedad. De esta manera, el jengibre ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.
El jengibre, una pequeña raíz que lo tiene todo. Adicional al jengibre también recomendamos visitar a su médico para un chequeo profesional.

Comments