Claudia Palacio*

Durante los últimos meses hemos recibido varias consultas de personas que han recibido de inmigración cartas notificándoles que les dan la oportunidad de aclarar cierta información de sus solicitudes.  Estas cartas conocidas como “fairness letters” dejan claro que en caso de que la explicación dada no sea satisfactoria las consecuencias pueden llegar a ser el veto de 5 años para cualquier tipo de solicitud a Canadá por considerar que se suministró información falsa. Las fairness letters explican claramente la situación, un texto tipoco en ellas es:

I have concerns that you have not fulfilled the requirement put upon you by subsection 16(1) of the Immigration and Refugee Protection Act which states:…

Specifically, I have concerns about the fact that you did not declare any professional occupation other than teacher on your previous application for Temporary Resident Visa (submitted on October 4th 2016)

Please note that if it is found that you have engaged in misrepresentation in submitting your application for a Visitor visa, you may be found to be inadmissible under section 40(1)(a) of the Immigration and Refugee Protection Act. A finding of such inadmissibility would render you inadmissible to Canada for a period of five years according to section 40(2)(a)

La tergiversación u omisión de información (“misrepresentation”) siempre ha sido fuertemente sancionada por Inmigración Canadá pero en los últimos meses hemos visto un incremento considerable en las negativas de visas de estudio, trabajo y turismo debido a que la información suministrada en la solicitud mas reciente no corresponde con la suministrada en una solicitud anterior.

Muchas veces no es ni siquiera que el solicitante está intentando omitir información o proveer información falsa, es simplemente que la información que inmigración ahora cuestiona no fue suministrada inicialmente bien sea por falta de espacio o porque el candidato considero que era innecesaria o que no era pertinente. 

La historia laboral parece ser uno de los mayores problemas.  Muchos de nosotros hemos tenido cargos en empresas y paralelamente hemos tenido negocios propios, hecho consultorías, o trabajado ocasionalmente en algo o similar o distinto a nuestra ocupación principal.  Los problemas empiezan cuando esos trabajos adicionales no fueron reportados previamente y son la base para hacer la solicitud del nuevo estatus (estudio o trabajo).

En varios artículos en el pasado he hablado de la necesidad de dar explicaciones cuando hay algo que se sale de los estándares.  Por ejemplo, si un administrador de empresas que se ha desempeñado siempre en cargos de gerencia media resuelve venir a Canadá a estudiar culinaria, es necesario explicar las razones del cambio de profesión.   No es raro que estos cambios ocurran, pero no explicar las razones puede llevar a una negativa.  La razón de este candidato puede ser que su familia ha tenido restaurantes, o que su pasatiempo es cocinar para sus amigos, o que fue siempre su deseo estudiar culinaria pero esta ocupación no era seriamente considerada hace 20 años o su espacio laboral era limitado y el decidió buscar un futuro más seguro en un área que siempre ha estado en alta demanda.  Cualquiera que sea la razón del cambio es válida, siempre y cuando la explicación se dé. 

Pero la situación es más complicada cuando por ejemplo a alguien le ofrecen trabajo en Canadá en ocupaciones que no aparecen en la lista de trabajo de los últimos 10 años que ya fue presentada en una solicitud de visa anterior e inmigración pide explicaciones al respecto.  Supongamos que a un contador le estén ofreciendo trabajo como drywaller.  Como se puede justificar su experiencia si en la solicitud de visa que se hizo, por ejemplo hace 2 años, no se reportó esta experiencia?  Inmigración no puede aprobar un permiso de trabajo a una persona que no tiene experiencia laboral en el cargo que le están ofreciendo (a menos de que el permiso se pueda procesar bajo alguna de las excepciones a esta norma).  Si este contador tiene como demostrar que trabaja los fines de semana, sigamos suponiendo, con un familiar o amigo que se dedica a instalar drywall, y lo ha hecho por un tiempo prudencial, es factible que su permiso de trabajo sea aceptado.  Estas situaciones no son raras y hay muchas razones para que ocurran, como por ejemplo la necesidad de tener un ingreso adicional, o que el candidato decidió iniciar su negocio propio pero mientras toma forma decidió mantener su trabajo de tiempo completo.  Lo que hay que tener en cuenta es qué se puede presentar como evidencia de que lo que se dice es cierto y definitivamente acompañarlo con una explicación.  Siempre que se desempeña un trabajo queda un record histórico de que se ha hecho.  Estos records son los que hay presentar y  pueden ser: e-mails, mensajes de texto, cotizaciones, cheques recibidos como pago por las labores realizadas, fotos de los trabajos terminados, facturas de compra de materiales etc.  Cuando se trata de dar explicaciones de este estilo debe haber una narrativa acompañada de documentos de soporte.  No podemos esperar que al entregarle a inmigración una cantidad de facturas y de mensajes de texto, el oficial entienda nuestra historia y deduzca lo que pensamos o queremos.

Cuando se recibe un fairness letter se debe tomar en serio porque las consecuencias de no demostrar que no existió la intención de omitir o tergiversar información es una sanción de 5 años durante los cuales no se puede presentar ninguna solicitud al departamento de Inmigración de Canadá y un record de por vida que deja al candidato con una mancha sustancial en credibilidad que definitivamente va a afectar cualquier solicitud futura.

Claudia Palacio., RCIC

ICCRC R 416911

*Claudia Palacio es Consultora de Inmigración Certificada y colaboradora de este semanario.  Pueden dirigir sus preguntas a [email protected]