Rodrigo Díaz M.

La economía de segunda mano de Canadá ha crecido constantemente en los últimos años, según un nuevo informe.

Las transacciones de segunda mano representan el 1,23%del PIB del país en 2018, según un informe reciente publicado por Kijiji y realizado por profesores de la Universidad de Quebec.

“Este es el quinto año que hacemos el estudio”, dijo Marie Connolly, una de las profesoras de economía que realizó la encuesta en la Universidad de Quebec.

“La proporción de canadienses que participan en la economía de segunda mano, de una manera u otra, se ha mantenido en poco más del 80% cada año”.

Lo que ha cambiado, señaló Connolly, son las motivaciones de la gente para participar en la economía de segunda mano.

La razón principal por la que la gente usa el mercado de segunda mano es por razones financieras, pero según el informe, más gente ha estado participando debido a motivaciones altruistas y ecológicas.

Según el informe, los canadienses han ganado un promedio de 961 dólares y han ahorrado un promedio de 723 dólares cada año en los últimos cinco años a través de artículos de segunda mano.

Además, el promedio de artículos que cada canadiense ha adquirido o vendido en la economía de segunda mano durante el año ha aumentado desde 2014, dice el informe.

“Creo que lo que lo ha hecho muy fácil, especialmente hoy en día, es en parte por la nueva tecnología, en plataformas que realmente conectan a compradores y vendedores”, dijo Kent Sikstrom, portavoz de Kijiji y gerente de relaciones comunitarias.

Otra razón por la que la gente ahora está participando en el mercado de segunda mano, agregó, se debe a los cambios en las actitudes hacia los bienes usados.

“La idea de comprar algo de segunda mano tal vez no era tan deseable como hoy en día”, dijo Sikstrom. “Estamos viendo que, cada vez más, la economía de segunda mano es casi un lugar de encuentro para la gente.”

Según el informe, los jóvenes de 45 años o menos son la generación más activa de la economía de segunda mano, con el 88% de ellos participando, en comparación con el 82% de la población total.

Para Connolly, el mercado de segunda mano no es una “moda” y está aquí para quedarse.

“Es algo que está muy bien en nuestro estilo de vida, y que va a permanecer allí y tal vez seguir creciendo con facilidad para usar plataformas como Kijiji”, expresó.

 

Comments