Tuesday, December 6, 2022
HomeNoticiasCanadaHubo gran disparidad en la distribución de beneficios pandémicos

Hubo gran disparidad en la distribución de beneficios pandémicos

Los fondos de ayuda económica distribuidos durante la pandemia del COVID-19 fueron demasiado generosos con las empresas e insuficientes para los trabajadores.

Rodrigo Díaz M.

Las prestaciones que se pusieron en marcha al inicio de la pandemia de COVID-19 permitieron a los canadienses vulnerables mantenerse sanos y mantener sus ingresos, pero los fondos otorgados a las empresas habrían sido excesivos.

Hace casi dos años y medio, el gobierno federal se enfrentó a la tarea sin precedentes de paralizar la economía para frenar la rápida propagación del COVID-19. Ese cierre dio lugar a una serie de prestaciones de socorro por la pandemia destinadas a suavizar el golpe para los trabajadores y las empresas, siendo los dos programas más destacados la Prestación de Respuesta de Emergencia de Canadá (CERB) y el Subsidio Salarial de Emergencia de Canadá (CEWS).

Un análisis reciente de Statistics Canada, basado en los datos del censo, muestra que dos tercios de los adultos canadienses recibieron prestaciones por la pandemia en 2020, y que estas prestaciones amortiguaron las pérdidas de ingresos y redujeron la desigualdad.

El análisis previo de la agencia federal de estadística también encontró que, como se esperaba, el uso del programa de subsidio salarial se correlacionaba con una menor probabilidad de cierre y menos reducciones de personal.

Aunque en marzo de 2020 hubo poco tiempo para elaborar un informe completo sobre los beneficios del programa para afinar los detalles del mismo, los economistas evalúan ahora los éxitos y fracasos de estos programas en retrospectiva.

El profesor de economía de la Universidad de Nueva York, Miles Corak, que ha redactado análisis sobre estos programas, afirma que cualquier evaluación debe tener en cuenta la incertidumbre a la que se enfrentaban las personas y los gobiernos en aquel momento.

Dicho esto, Corak afirma que mientras el CERB tuvo “éxito”, el Subsidio Salarial de Emergencia de Canadá fue un “enorme fracaso”.

“El Subsidio de Respuesta a Emergencias de Canadá sacó el dinero rápidamente a tiempo para mantener a la gente en casa, que es lo que queríamos hacer para salvar vidas”, dijo.

Por otro lado, Corak dijo que el CEWS “llegó demasiado tarde, no estaba bien orientado y financio de más a las empresas”.

El CERB se anunció rápidamente en marzo de 2020, otorgando dos mil dólares mensuales a los canadienses que perdieron ingresos a causa del cierre de la pandemia. Poco después le siguió el CEWS, que subvencionaba los salarios de los empleados de las empresas en un 75% con la esperanza de animar a las empresas a conservar su personal.

Corak afirma que, cuando se introdujo la subvención salarial, muchas empresas ya se habían desprendido de sus empleados.

Otra fuente de críticas al programa de subvenciones salariales fue que subvencionaba los salarios de todos los trabajadores de las empresas afectadas, en lugar de limitarse a aquellos cuyos puestos de trabajo corrían el riesgo de perderse, lo que lo hacía especialmente costoso.

Los datos de Statistics Canada muestran que el número de cierres de empresas se disparó de forma alarmante en abril de 2020, pero a continuación se produjo un fuerte descenso, que llevó los cierres mensuales a un nivel inferior al de antes de la pandemia.

Unos 31 mil negocios cerraron en agosto de 2020, mientras que casi 40 mil habían cerrado en febrero de 2020.

En retrospectiva, Corak dijo que el programa de subsidios salariales debería haber tenido un alcance menor y haberse dirigido a empresas más grandes con necesidades especializadas en las que sería importante que las empresas mantuvieran a los mismos empleados, como el sector de las aerolíneas.

La Federación Canadiense de Empresas Independientes ha dicho que el subsidio salarial era “crucial” para los propietarios de pequeñas empresas y señaló en abril de este año que sólo dos de cinco de sus miembros informaron de que habían vuelto a las ventas normales. En contraste con lo que algunos economistas han calificado de ayudas excesivamente generosas para las empresas, a algunos canadienses de bajos ingresos se les ha pedido que devuelvan las prestaciones obtenidas a través del CERB. La Agencia Tributaria de Canadá espera recuperar las prestaciones pagadas a más de 400 mil canadienses cuya elegibilidad fue cuestionada.

Comments

MOST READ

Las mejores apps para citas en Canadá

0
Conocer gente en línea se ha vuelto más divertido y accesible gracias a las aplicaciones móviles. Stefany Jovel Instagram: @stefany.jovel Bajo la manga de la creciente mezcla...
Share This

Comparte este sitio!

Share this site with your friends!