Thursday, April 22, 2021
HomeNoticiasCanadaGobierno de Ontario cerrará la provincia por un mes a partir del...

Gobierno de Ontario cerrará la provincia por un mes a partir del sábado

El alarmante aumento de los casos de COVID-19 a nivel provincial en las últimas semanas ha hecho que gobierno provincial tenga que tomar medidas de emergencia para intentar frenar los contagios del COVID-19.

Rodrigo Díaz M.

El gobierno de Ontario, en consulta con el director médico de salud provincial y otros expertos en salud, está imponiendo un cierre de o “freno de emergencia” en toda la provincia como resultado de un alarmante aumento en el número de casos y hospitalizaciones por COVID-19. El freno de emergencia en toda la provincia entrará en vigor el sábado 3 de abril de 2021 a las 12:01 AM y el gobierno tiene la intención de mantenerlo durante al menos cuatro semanas.

“Nos enfrentamos a una situación grave y se requieren medidas drásticas para contener la rápida propagación del virus, especialmente de las nuevas variantes”, dijo el premier de Ontario, Doug Ford. “Nuestro despliegue de vacunas está aumentando de forma constante, y animo a todos los que cumplen los requisitos a que se vacunen. Esa es nuestra mejor protección contra este virus mortal”.

Los indicadores clave de salud de Ontario y las últimas predicciones muestran que deben tomarse medidas adicionales.

Entre el 26 y el 28 de marzo de 2021, las tasas provinciales de casos han aumentado un 7,7% hasta alcanzar los 101,1 casos por cada 100 mil personas. Los ingresos actuales en las unidades de cuidados intensivos (UCI) relacionados con el COVID-19 ya superan el pico de la segunda ola y los hospitales de los focos regionales tendrán retrasar más de las cirugías programadas.

Se prevé que los ingresos en UCI relacionados con el COVID-19 superen los 650 en pocas semanas. Estos aumentos están siendo impulsados por las variantes de COVID-19, que se transmiten fácilmente y dan lugar a un mayor riesgo de muerte y hospitalización, incluso en las poblaciones más jóvenes.

El freno de emergencia en toda la provincia pondría en marcha medidas de salud pública y de seguridad de duración limitada en los lugares de trabajo para ayudar a detener la rápida transmisión de las variantes del COVID-19 en las comunidades, liberar a los hospitales y salvar vidas. Las medidas incluyen, entre otras, las siguientes:

  1. Prohibir los eventos públicos organizados en espacios cerrados y las reuniones sociales y limitar la capacidad de los eventos públicos organizados al aire libre o las reuniones sociales a un máximo de 5 personas, excepto las reuniones con miembros del mismo hogar (las personas con las que se vive) o las reuniones de los miembros de un hogar y otra persona de otro hogar que vive sola.
  2. Restringir las compras en persona en todos los establecimientos minoristas, incluyendo un límite de capacidad del 50% para supermercados, tiendas de comestibles, tiendas de conveniencia, mercados de agricultores en interiores, otras tiendas que venden principalmente alimentos y farmacias, y del 25% para todos los demás comercios minoristas, incluyendo las grandes tiendas, junto con otras medidas de salud pública y seguridad en los lugares de trabajo.
  3. No continuar con la reapertura de barberías y otros establecimientos de belleza.
  4. Cierre de restaurantes. Los restaurantes, bares y otros establecimientos de comida o bebida sólo podrán operar ofreciendo comida para llevar y para entregar
  5. Prohibir el uso de instalaciones para la práctica de deportes de (cerradas o al aire libre) y de gimnasia recreativa (por ejemplo, gimnasios).
  6. Limitar el aforo en bodas, funerales y servicios, ritos o ceremonias religiosas al 15% de ocupación por sala en espacios cerrados, y al número de personas que puedan mantener dos metros de distancia física al aire libre. Esto no incluye las reuniones sociales asociadas a estos servicios, como las recepciones, que no están permitidas en espacios cerrados y están limitadas a cinco personas al aire libre.

Siguiendo el consejo del director médico de salud, se pide a todos los residentes de Ontario que limiten salidas fuera de casa a necesidades como la comida, la medicación, las citas médicas, el apoyo a los miembros vulnerables de la comunidad o el ejercicio al aire libre con los miembros de su hogar. Los empresarios de todos los sectores deben hacer todo lo posible para permitir que los empleados trabajen desde casa.

El actual Marco de Respuesta COVID-19: Keeping Ontario Safe and Open, se interrumpirá cuando entre en vigor el frenado de emergencia en toda la provincia. Las repercusiones de estas medidas de duración limitada se evaluarán a lo largo de las próximas cuatro semanas para determinar si es seguro levantar cualquier restricción o si es necesario extenderlas.

Comments

MOST READ

Navidad, un tiempo para reflexionar y compartir en familia

0
Por Alexander Terrazas Diciembre. Estamos en una de las épocas del año más emocionante, o como dirían los canadienses ‘The Most Wonderful Time of the...
Comments
Share This

Comparte este sitio!

Share this site with your friends!