Seis estudiantes de St Michael’s College fueron arrestados el pasado lunes bajo supuestos cargos ​​de agresión física, sexual, ataques de pandillas y ataque con armas.

Por Raúl A. Pinto

Un alto oficial de la policía de Toronto a cargo de investigar las denuncias de agresión y agresión sexual salidas a la luz desde la escuela secundaria privada St. Michael’s College dice que los establecimientos de educación de este tipo deben establecer reglas para reportar delitos o acusaciones a las autoridades, usando los mismos procedimientos que las escuelas públicas poseen.

CP24 informó que el Inspector Domenic Sinopoli, jefe a cargo de la unidad de delitos sexuales, dijo que todas las Juntas Escolares de Toronto han firmado protocolos con la policía local detallando las responsabilidades que tienen las instituciones y la respuesta a los incidentes que requieren de la policía.

“Quizás esta es una oportunidad que pueden aprovechar algunas de estas escuelas privadas como St. Mike’s para asociarse con la Policía de Toronto para desarrollar un protocolo de investigaciones conjuntas”, dijo Sinopoli.

La escuela, dirigida por una organización perteneciente a la Iglesia Católica Romana se encuentra en el ojo del huracán luego que se denunciaran seis incidentes relacionados con denuncias de agresión y agresión sexual, muchas de ellos capturados en video y posteados en distintas redes sociales.

Seis estudiantes de esta escuela fueron arrestados el pasado lunes bajo supuestos cargos ​​de agresión física, sexual, ataques de pandillas y ataque con armas.

El director St Michael’s, Greg Reeves, decidió no denunciar el presunto asalto sexual hasta que los agentes de policía fueron contactados por medios de comunicación, que denunciaron los videos en redes sociales. Los agentes se presentaron en la escuela 48 horas (dos días) después que la administración recibiera el primer video con un incidente. Según Policía de Toronto, el director dejó pasar demasiado tiempo antes de denunciar.

Esta situación ha generado dudas sobre cómo las escuelas privadas de Canadá manejan incidentes relacionados y si acaso necesitan más supervisión gubernamental.

Tanto las escuelas públicas y católicas anglófonas y francófonas (que conforman cuatro distritos escolares) están en contacto directo con la policía local en caso de cualquier incidente que requiera fuerzas de seguridad en las inmediaciones de cada casa de estudios.

 

Imagen: Wikipedia
Comments