Por Alexander Terrazas

Bajo un inclemente sol veraniego y una inusual tormenta eléctrica, durante tres días (12, 13 y 14 de julio), la comunidad hispano-canadiense disfrutó de lo mejor de la música latina en el ‘Latin Carnival 2019’, -en el marco de los 31 aniversario del Beaches Jazz Festival de Toronto- que celebró sus 10 años de vida con un gran tributo a la Reina de Salsa, Celia Cruz.

 

El numeroso público que se dio cita en el Wooodbine Park vivió una jornada diferente, no solo por una programación artística variada que incluyó la presentación de bandas, grupos musicales, desfiles y artistas de primer nivel, sino también porque hubo una diversidad de manjares de la deliciosa comida latinoamericana, promociones de negocios y mucha diversión para los adultos con una pista de baile al aire libre.

 

El festival se inició el viernes 12 de julio y, durante la primera jornada, desfilaron por el escenario principal DJ Rhymes, Bachata Swig y Salsotica Orquesta; mientras que el sábado 13, el evento continuó a pesar de una torrencial lluvia, con las actuaciones de DJ Explosivo, Salsa Class, Clave y Son Orquesta, Rojitas Orquesta, los Hijos de Tuta y el show internacional dedicado a rendirle un póstumo homenaje a Celia Cruz a través de la música, junto a la colombiana Claudia La Gitana, término  asociado con la artista por el espíritu de alegría  y  satisfacción que siente  llevando su música a diferentes lugares y culturas.

Uno de los organizadores, Wilson Acevedo, músico y compositor, dijo que el evento fue un éxito y que  el propósito del Latin Carnival 2019 es integrar a la comunidad latino-canadiense mediante la música en español. Acevedo, quien junto a un equipo de 20 personas estuvieron a cargo de la logística de la organización, destacó el tributo dedicado a la Reina de la Salsa, quien falleció el 16 de julio del 2003 a sus 78 años, víctima del cáncer. Pese a que ya pasaron 13 años, Celia Cruz aún sigue vigente a través de su música que sonó, tronó e hizo delirar a las miles de personas que asistieron a su homenaje. “A mí siempre me encantaron las canciones de Celia. Yo fui una vez a un concierto que dio en Cuba”, comentó Mauricio, un cubano-canadiense, que bailaba salsa exhausto junto a su pareja de origen asiática.

 

Y es que la música también es integración, cultura, alegría, sentimiento, pasión y sabor, como muchas veces se dijo durante el Latin Carnival que cerró el domingo 14 de julio con DJ Rhymes, Evaristo Machado y su banda, Zumba Happy Feet Team, con Tatiana, Pilar, Zuleidi y German, Grupo Borolo y la presentación estelar del show internacional del tributo a Celia Cruz, junto a Claudia La Gitana, que hizo bailar, cantar y corear las canciones de la Reina de Salsa, con temas como La Negra tiene tumbao, Quimbara y la vida es un carnaval. No cabe duda que el Latin Festival fue una gran fiesta con sabor latinoamericano.

[email protected]

Comments