Rodrigo Díaz Maingon

Los diputados de la oposición se mostraron contrariados hoy después de que los liberales usaron a su mayoría para suspender una reunión de emergencia del comité que investigaba el asunto SNC-Lavalin.

La reunión fue solicitada por los miembros conservadores y del PND para presionar a los liberales a que convocaran a Jody Wilson-Raybould para que testificara nuevamente.

Solo luego de 30 minutos después de que comenzó la reunión, los liberales votaron a favor de la suspensión de la misma.

“Nunca me ha disgustado tanto la conducta de mis colegas liberales”, expresó Michael Cooper, diputado conservador después de la suspensión de la sesión del comité.

Los parlamentarios de la oposición estaban solicitando hoy que la ex fiscal general volviera a declarar ante el comité, advirtiendo que los canadienses verían cualquier intento de los liberales de evitar esta acción como evidencia de un “encubrimiento”.

Mientras emitían sus votos, los parlamentarios de la oposición gritaban a sus contrapartes liberales, calificando sus acciones de “despreciables” y “repugnantes”.

Pierre Poilievre, diputado conservador, acusó al primer ministro Justin Trudeau de ordenar a los miembros del comité liberal que suspendieran la audiencia para que “los canadienses nunca sepan la verdad”.

“Justin Trudeau está transformando el comité de justicia en el comité de Justin”, aseveró.

El parlamentario liberal Francis Drouin, quien presentó la moción para aplazar la sesión, insistió en que era una cuestión de procedimiento, ya que la reunión de la próxima semana para tratar con testigos potenciales ya estaba programada.

Andrew Scheer, líder conservador de oposición, tuiteó sobre lo sucedido hoy en el comité, calificando los hechos como “impactantes”.

Está previsto que el comité se reúna el próximo 19 de marzo, una sesión a puerta cerrada que coincide con la presentación del presupuesto federal.

Comments