EQUIDAD. El anuncio fue hecho la semana pasada en Toronto por Ministro de Patrimonio Canadiense y Multiculturalismo, MP Pablo Rodriguez

 

El gobierno canadiense dio a conocer su estrategia para combatir el racismo y la discriminación en el país, denominada “Construyendo una Fundación para el Cambio”, preocupado porque de acuerdo con múltiples informes este fenómeno se ha incrementado durante los últimos años y afecta a la mayoría de las comunidades inmigrantes.

 

Por Oscar Vigil

 

TORONTO. “En el trabajo, en la escuela, en el vecindario, en el supermercado local: en todas partes, todos los días, todos deben tener derecho a vivir libres de discriminación y racismo”, dijo el Ministro de Patrimonio Canadiense y Multiculturalismo, MP Pablo Rodriguez, para justificar la nueva estrategia que promoverá “un Canadá más incluyente”.

El nuncio se da luego de que el Ministerio de Patrimonio Canadiense y Multiculturalismo realizara 22 consultas a puerta cerrada a lo largo y ancho del país, entre octubre del 2018 y marzo del 2019, en las cuales preguntó sobre la creación de la nueva estrategia. De igual forma también lanzó un cuestionario en línea a través del cual la ciudadanía podía dar su opinión sobre el tema.

El ministro Rodriguez, quien es de origen argentino, hizo el anuncio en un centro comunitario ubicado en la zona oeste de Toronto, y explicó que el mismo trae consigo fondos por 45 millones de dólares para un periodo de tres años, los cuales serán invertidos en varias áreas.

La nueva estrategia, que entrará funcionar de inmediato y tiene por nombre “Construyendo una Fundación para el Cambio”, destina $4.6 millones para la creación de una Secretaría gubernamental, la cual liderará esfuerzos federales para el combate del racismo y la discriminación, particularmente desde dentro del mismo gobierno federal. De igual forma destinará $5 millones para un programa de educación que aborde la desinformación en línea y combata los discursos de odio en la red. Otros $3.3 millones irán a una campaña nacional de educación pública en la búsqueda de aumentar la conciencia de la población sobre las raíces históricas del racismo en Canadá y de su impacto especialmente en las comunidades étnicas. Y $30 millones más serán entregados a proyectos comunitarios para ser empleados en programas de base que combatan el racismo y la discriminación en todo el país.

El ministro Rodriguez dijo en el evento que los efectos de este fenómeno, que está afectando a muchos países alrededor del mundo, son siempre muy reales y completamente inaceptables. “Estoy hablando de las desigualdades incluidas en nuestra sociedad, como quién ha pedido una entrevista de trabajo, quién se anima a inscribirse en la universidad y quién no, o quién es chequeado (por la policía) de regreso a casa desde la escuela”.

“Nuestro gobierno reconoce que estamos en una posición única para abordar el racismo en nuestras instituciones y en la sociedad. Esta estrategia nacional contra el racismo es un primer paso esencial para construir un país más inclusivo, donde todos los canadienses puedan participar por igual”, expresó.

De igual forma insistió en que la estrategia anunciada es muy importante, “es un inicio, son los primeros 45 millones para luchar contra el racismo, contra la discriminación, es una primera etapa, hay que comenzar y hay que comenzar ya”, acotó.

En este sentido, dijo que a través de la iniciativa “se va a averiguar en nuestra propia casa de qué manera existe discriminación al interior mismos del gobierno de Canadá, y vamos a atacar esto de manera muy directa. Vamos a estar entregando fondos a organismos comunitarios que trabajan directamente con la gente, que son quienes saben exactamente qué es lo que pasa y cómo actuar”.

El ahora Diputado Federal (MP) Pablo Rodriguez llegó muy joven como refugiado a Canadá en la década de 1970, junto a toda su familia, y explica que él personalmente vivió en carne propia este fenómeno del racismo y la discriminación que sufren las minorías visibles.

“Hay bastante discriminación por todos lados, yo diría que los grupos en que se nota un poquito más son los musulmanes, los judíos, y la gente de la comunidad negra. Hacia la comunidad hispana se ve, pero menos. Yo viví el racismo cuando llegué acá, porque no hablaba ni una palabra de inglés o de francés, y como mucha otra gente pasé a través de todo, pero lo viví de manera directa y sé que hay racismo hacia los latinoamericanos, así es que hay que luchar también”.

Dijo que el gobierno puede intervenir de cierta manera para tratar de solucionar el problema, y explicó que se va a lanzar una campaña de publicidad de forma directa en lucha contra el racismo en todas las redes sociales, en la televisión y en la radio, pero enfatizó en que será a través de grupos que trabajan directamente con la comunidad que se van a transferir los fondos necesarios para luchar contra este fenómeno que está empeorando en el país.

A renglón seguido, motivó tanto a las organizaciones de la comunidad de origen latinoamericana como también a los individuos en sí, a que participen en este esfuerzo nacional. “Hay que seguir luchando”, apuntó.

 

 

 

CITA

“Esta estrategia nacional contra el racismo es un primer paso esencial para construir un país más inclusivo, donde todos los canadienses puedan participar por igual”, dijo el Ministro Pablo Rodriguez

 

 

CIFRA

45

Es la cantidad de millones de dólares que han sido destinados para la estrategia antirracismo

 

Comments