En plena pandemia, la dieta y las acciones de prevención pueden convertirse en un gran aliado para fortalecer el sistema inmune con el fin de esquivar el coronavirus.

 

Stefany Jovel

 

El COVID-19 se transmite a través del contacto persona a persona a través de gotas respiratorias que pasan al toser o estornudar, y a través del contacto con superficies contaminadas. Es por ello que es importante mantener las manos limpias y un entorno desinfectado para reforzar el sistema inmune y mejorar las probabilidades de resistir esta pandemia mundial.

Aquí algunos consejos para mejorar el sistema inmune:

  1. Alimentos saludables

Es recomendable alejarse de los alimentos inflamatorios como los alimentos procesados, los lácteos, el azúcar blanco, las grasas trans y la carne de granja.

La mayoría de las personas recurren a la vitamina C después de haberse resfriado. La vitamina C aumenta la producción de glóbulos blancos, claves para combatir las infecciones. Las frutas cítricas como naranjas, mandarinas, limones, limas, etc. contienen Vitamina C para mantener la salud.

El brócoli y similares son vegetales cargados de vitaminas y minerales, vitaminas A, C y E, así como muchos otros antioxidantes y fibra.

También se puede incorporar en la alimentación diaria el Jengibre. Además de ayudar al sistema digestivo y circulatorio, el jengibre también combate los virus y bacterias, ya que es rico en nutrientes como el potasio, la niacina y la vitamina C, además de contar con propiedades expectorantes, antitusivas y antiinflamatorias.

  1. Evita el estrés e insomnio

El estrés crónico eleva el cortisol, debilita el sistema inmunológico y hace a las personas vulnerables a los virus. La falta de sueño es uno de los estresores más críticos, lo que también debilita el sistema inmune, así que en lo posible, evita interrumpir las 8 horas de sueño.

 

  1. Ejercicio

La falta de movimiento hace que el sistema linfático, el sistema de eliminación de desechos del sistema inmune, se vuelva tóxico, lo que lo pone en riesgo de ataque de virus. Lo más adecuado es tener siempre el cuerpo en movimiento con ejercicio, que también estimula su sistema inmune.

  1. Hidrátate

De la mano con las acciones previas, es importante mantenerse hidratado diariamente. Las mujeres deben apuntarle a consumir 2,7 litros o 91 onzas de líquidos al día, y los hombres, 3,7 litros o 125 onzas; una cantidad que incluye todos los líquidos y alimentos ricos en agua, como frutas, verduras y sopas.

  1. Suplementos

Puedes agregar a tu dieta vitaminas y suplementos de soporte como vitamina D, C, zinc y vitamina A, que tienen una función clave gracias al rol que juegan en las principales funciones del sistema inmune que actúan ante un eventual contagio.

 

Comments