El Ministro de Educación de Ontario, Stephen Lecce, dijo que la provincia está “trabajando duro” para negociar con los maestros y con los trabajadores de educación, quienes iniciaron sus labores esta semana sin tener contratos establecidos.

 

Por Oscar Vigil

 

TORONTO. Las extensiones de contrato expiraron el pasado 31 de agosto para los miembros de la Federación de Maestros de Escuelas Secundarias de Ontario (OSSTF), la Federación de Maestros de Primarias de Ontario (ETFO), la Asociación de Maestros Católicos de Inglés de Ontario (OECTA) y los 55,000 trabajadores de la educación representados por la Unión Canadiense de Empleados Públicos (CUPE).

Pero el ministro de Educación, Stephen Lecce, dice que históricamente no se alcanzan acuerdos antes de la expiración de los contratos.

“Queremos un acuerdo. Y mi mensaje a los padres es que sepan que estamos de su lado. Desde los primeros momentos como ministro, me comprometí a lograr este acuerdo lo más rápido posible humanamente”, dijo Lecce.

“Estamos luchando duro, trabajando duro en la mesa para conseguir ese acuerdo… porque nuestros estudiantes se lo merecen. Merecen estar en clase, ser educados, y creo que nuestros padres también merecen esa previsibilidad”.

Lecce dijo que las negociaciones que están en marcha están operando “de buena fe”. “De hecho, podemos tener muy buenas discusiones en la mesa y voy a respetar ese proceso, pero sé que estamos trabajando muy duro para lograr el acuerdo que creo que todas las partes, educadores y padres merecen”, dijo.

Ninguno de los sindicatos se encuentra actualmente en una posición de huelga legal, pero en una carta abierta publicada en agosto, CUPE advirtió que sus miembros se están preparando para una posible interrupción laboral en septiembre.

“Debido a los recortes a la educación del gobierno de Ford, es probable que la escuela de su hijo haya perdido trabajadores de la educación”, decía la carta.

 

 

Comments