Los niveles de inmigración del Canadá siguen siendo bajos debido a la pandemia de coronavirus.

Rodrigo Díaz M.

La admisión de nuevos residentes permanentes en Canadá sigue sufriendo como consecuencia de la pandemia del COVID-19.

Los nuevos datos del Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía del Canadá (IRCC, por sus siglas en inglés) muestran que Canadá acogió a 15.025 nuevos inmigrantes en septiembre de 2020.

Esta cifra es baja en comparación con los 35 mil inmigrantes que Canadá recibió en septiembre de 2019.

En total, Canadá ha acogido a unos 143.500 inmigrantes entre enero y septiembre, lo que significa que va camino de quedarse corto en cuanto al objetivo de 200 mil inmigrantes a finales de año. En los primeros nueve meses de 2019, el Canadá recibió a 264 mil inmigrantes y a más de 341 mil en total el año pasado.

Días antes de que Canadá anunciara que cerraría sus fronteras a muchos viajeros internacionales en marzo de este año, el ministro de inmigración, Marco Mendicino, declaró que el país se proponía alcanzar otros 341 mil nuevos inmigrantes en 2020.

Canadá no podrá alcanzar este objetivo por tres razones principales.

En primer lugar, la pandemia también ha perturbado el sistema de inmigración. Las medidas de distanciamiento social han afectado todo, desde la capacidad de completar los exámenes oficiales de idiomas como el IELTS o el CELPIP, hasta la presentación de la biométrica, y la obtención de visas de las autoridades del gobierno canadiense.

En segundo lugar, miles de titulares de la confirmación de residencia permanente (COPR, por sus siglas en inglés) que están exentos de las restricciones de viaje por el COVID-19 de Canadá siguen atascados en el extranjero porque sus COPR han expirado durante la pandemia.

En tercer lugar, las restricciones de viaje por el COVID-19 de Canadá no permiten a las personas que obtuvieron su COPR después del 18 de marzo entrar en Canadá a menos que estén exentos.

Al mismo tiempo, la pandemia es temporal y Canadá confirmó hace dos semanas que mantiene su compromiso de acoger altos niveles de inmigración en el futuro.

A finales de octubre, Mendicino anunció que Canadá aumentaría considerablemente sus objetivos en materia de inmigración para compensar la caída de la inmigración este año.

En el marco de su nuevo Plan de niveles de inmigración 2021-2023, Canadá se propone recibir a más de 400 mil inmigrantes al año en un futuro próximo, lo que supondrá los niveles más altos de la historia canadiense.

Se prevé que este año, por primera vez desde 1999, Canadá no llegará a tener 200 mil nuevos residentes permanentes.

 

Comments