Los municipios en Ontario se verán en la necesidad de hacer recortes y aumentar los impuestos de no recibir un fondo de emergencias adicional.

Rodrigo Díaz M.

Los alcaldes de Ontario advierten de aumentos de impuestos y despidos a menos que reciban fondos de emergencia del COVID-19 de los gobiernos provincial y federal para cubrir los costos relacionados con la pandemia del nuevo coronavirus.

El alcalde de Guelph, Cam Guthrie, que preside el Gran Grupo de Alcaldes Urbanos de Ontario (LUMCO, por sus siglas en inglés), dijo esta semana que los municipios de toda Canadá han estado pidiendo con urgencia 10 billones de dólares en financiación durante varios meses, incluyendo 4 billones de dólares para las comunidades de Ontario.

“Todavía estamos esperando”, dijo. “Francamente, el tiempo se ha acabado”.

Guthrie destacó que las municipalidades están ahora a mitad del año presupuestario, la necesidad de estos fondos es urgente y si llegan tendrán que tomar decisiones difíciles como la de aumentar los impuestos y tasas de propiedad y despedir personal.

Otras cosas que se están considerando incluyen la cancelación de los servicios de tránsito, el cierre de parques y la reducción de servicios esenciales como la salud pública y los primeros auxilios.

“Los recortes y los aumentos de propiedad perjudicarán a las mismas personas a las que el gobierno federal y los gobiernos provinciales han gastado billones en tratar de ayudar durante esta pandemia”, dijo Guthrie.

Los municipios han estado en la primera línea de la pandemia, pero Guthrie dijo que ha significado cientos de millones de dólares en costos adicionales y pérdida de ingresos.

También señaló que los municipios no pueden tener un déficit en sus presupuestos y deben encontrar formas de equilibrar los libros.

El alcalde de Toronto, John Tory, se hizo eco de la declaración de Guthrie y añadió que los municipios están mostrando una forma de unidad sin precedentes.

Dijo que ha habido un buen diálogo con el primer ministro Justin Trudeau y el premier de Ontario, Doug Ford, pero los municipios necesitan actuar y lo necesitan ahora.

“Respetuosamente sugiero que se fije una fecha límite para resolver esto, para asegurarse de que se haga de una manera que sea justa y responda a las preocupaciones de todas las municipalidades en todo el país”, dijo Tory.

La oficina del ministro de asuntos municipales de Ontario, Steve Clark, respondió con una declaración que decía que la provincia estaba trabajando con el gobierno federal para resolver el asunto.

“Sabemos que la necesidad es urgente”, declaró. “Continuaremos trabajando con el gobierno federal e impulsaremos un programa de financiación conjunta, dado el alcance nacional del impacto, para que cada comunidad pueda trazar un camino hacia una fuerte recuperación económica.”

Comments