Friday, May 7, 2021
HomeEditorialesAmérica Latina vivió un ‘tsunami’ político el 2019 y removió a varios...

América Latina vivió un ‘tsunami’ político el 2019 y removió a varios presidentes

Por Alexander Terrazas

 

No hubo día sin protestas en el mundo. América Latina terminó este año 2019 sacudida por una gigantesca ola de protestas que evidencian un creciente descontento popular que no parece tener diferencias entre territorios, ideologías y personas. Los factores detrás de estos conflictos sociales fueron diversos, pero existieron algunos temas en común: el abuso de poder de sus gobernantes, las promesas incumplidas, la corrupción, la desigualdad, el desempleo y la crisis económica que golpean los bolsillos de los más pobres de la región.

Desde fines de agosto, en Haití, los movimientos sociales demandaron la salida del presidente Jovenel Moise, acusado de corrupción y autoritarismo. El 24 de septiembre, en Argentina, se desató una ola de paros y protestas contra las políticas de ajuste del presidente Mauricio Macri. Empero, la tensión social bajó en las elecciones generales del 28 de octubre, en la que la fórmula peronista de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, ganaron los comicios.

 

El 30 de septiembre, el presidente de Perú, Martín Vizcarra Cornejo, decretó la disolución del Parlamento en medio de una profunda confrontación de poderes que se mantenía desde los inicios de su Gobierno, y luego convocó a nuevas elecciones legislativas para el 2020.

Entre el 2 y 13 de octubre, en Ecuador, estallaron las protestas por la decisión del presidente Lenín Moreno de suspender el subsidio a los carburantes. Hubo más de 8 muertos y cientos de heridos antes del acuerdo de pacificación del país. En Honduras, desde el 18 de octubre, miles de personas se volcaron a las calles para pedir la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández; sin embargo, éste continúa en el poder pese a los descontentos de la población.

 

Desde el 18 de octubre, en Chile, miles de jóvenes protestan de forma violenta contra el alza de las tarifas del Metro de Santiago de Chile. El Gobierno de Sebastián Piñera ordenó la militarización del país, agravando la situación de conflicto. Las movilizaciones lograron que los partidos políticos impulsen una consulta constituyente para reformar la Constitución Política del Estado que data de la época de Augusto Pinochet.

 

Desde el 21 de octubre, en Bolivia, cientos de miles de personas salieron a las calles para protestar contra el fraude electoral detectado en las elecciones generales del 20 de octubre. Evo Morales renunció al cargo de presidente el 10 de noviembre en medio de masivas movilizaciones, motines policiales y el pedido de las FFAA para que abandone el poder. Jeanine Añez asumió la presidencia del Estado de manera transitoria y promulgó la Ley para la convocatoria de nuevas elecciones en el país andino.

Desde el 21 de noviembre, en Colombia, miles de colombianos salieron a las calles en protesta contra las políticas de ajuste, privatización y reforma laboral del presidente Iván Duque. El rechazo a la violencia policial y el derecho a la vida unieron a miles de colombianos en la sexta jornada de movilizaciones contra las políticas del Gobierno de Iván Duque.

El 28 de noviembre, en Uruguay, Luis Lacalle Pou, candidato del Partido Nacional, se impuso en el conteo final tras una segunda vuelta muy reñida. La victoria del candidato de la coalición de centroderecha en las elecciones puso fin a 15 años de gobierno de la izquierda en el país más pequeño de Sudamérica.

Por otra parte, el caso de Nicaragua es similar al de Venezuela. No responde a un evento, sino a una seguidilla de represiones y fraudes a la democracia. La censura, la persecución política y el apego al poder, de Daniel Ortega y de Nicolás Maduro, por separado, generaron la tremenda crisis social y económica que viven esos países de tendencia izquierdista.

LAS CLAVES DEL FENÓMENO GLOBAL

Según Amnistía Internacional y otras entidades, las recientes protestas responden a ataques sistemáticos contra los derechos humanos. La rabia está desbordada en el mundo.

 

  1. Corrupción.Las acusaciones de este tipo han desencadenado protestas en Bolivia, Chile, Ecuador, Haití, Egipto y Líbano. Las personas están cansadas de pagar por el despilfarro y robo de sus gobernantes, con medidas de austeridad.

 

  1. Costo de vida.En Chile, la ciudadanía se alzó por el aumento en el precio del pasaje del metro. Pero la gente ya no protesta por eso, sino por las reformas económicas que han vuelto a Santiago una ciudad costosa. Alegan que el salario no alcanza y que la clase media podría volver a la pobreza.

 

  1. Libertad política.Hong Kong es el caso más reciente de protestas que abogan por la libertad política. La situación es compleja, pues no solo apela a la libertad política, sino a la económica.

 

  1. Desigualdad.En América Latina, la desigualdad está en su punto más bajo desde el siglo XX. Sin embargo, como apunta Stiglitz, “el crecimiento se ralentizó”. Esto genera resentimiento en la clase media, que siente que debe trabajar mucho para mantenerse y que ya no cree en que el capitalismo sea justo.

[email protected]

Comments

Redacción
El Centro News cuenta con un equipo editorial muy motivado y que goza de buen reconocimiento en la industria. Así, mantenemos El Centro News edicion impresa, elcentronews.net y el resto de nuestras publicaciones al día con las últimas noticias de la comunidad hispana en Canada.

MOST READ

Navidad, un tiempo para reflexionar y compartir en familia

0
Por Alexander Terrazas Diciembre. Estamos en una de las épocas del año más emocionante, o como dirían los canadienses ‘The Most Wonderful Time of the...
Comments
Share This

Comparte este sitio!

Share this site with your friends!