Pies bonitos, sí se puede

pies bonitos si se puede 2

Trucos, consejos y rituales para lucir unos pies bonitos, renovados y rejuvenecidos, listos para lucir sandalias.

El uso abusivo de sandalias y chanclas deterioran los pies.

Se debe de tener en cuenta que la piel seca o xerosis de los pies aumenta cuando cambiamos el calzado de temporada.

Las envolturas y pedicuras son excelentes para el cuidado de los pies, una manera de estimular nuestros sentidos, por medio del relax que nos producen sus ligeros y suaves masajes.

Tapados durante gran parte del año, en esta época los pies se desnudan y muestran también su envejecimiento, sequedad y durezas, un daño que se repara con tratamientos exfoliantes e hidratantes como la pedicura de arroz.

"Este protocolo, que por un lado es blanqueante y ayuda a la circulación, y por otro súper hidratante, está indicado para pies muy secos y sensibles que se verán beneficiados por otros de sus ingredientes como el aceite de coco o las propiedades de la vitamina C y sus antioxidantes", explica a EFE Vanessa Arias, pedicurista de los centros Twentynails en Madrid (www.twentynails.com).

pies bonitos si se puede 3

El uso abusivo de sandalias y chanclas deterioran los pies. Es importante aplicar productos regeneradores que reparen las heridas y alivien su carga con las virtudes del árbol de té y el aloe vera "que tiene propiedades para descansar los pies tras un largo día, algo que los talones también agradecen", añade.

Lucir pies bonitos implica aplicar cremas especificas, que aunque parece una obviedad, muchas personas recurren a cualquier tipo de crema corporal e incluso facial para tratar la sequedad en los pies o bien las grietas en talones.

Hay que tener en cuenta que la piel no es igual en todas las zonas del cuerpo y "los pies sufren numerosas fricciones en nuestro día a día que provocan asperezas o durezas con frecuencia", añade Vanessa Arias.

También es importante tener piedra pómez en la ducha para limar durezas o aplicar aceite de oliva extra, mejor por las noches, para hidratarlos, "son remedios caseros que ayudan a embellecer los pies", dice Vanessa Arias.

Se debe de tener en cuenta que la piel seca o xerosis de los pies aumenta cuando cambiamos el calzado de temporada. No se aconseja que los pies estén apretados y cerrados durante mucho tiempo, pero tampoco al aire libre en exceso o caminando largas horas.

"Se deben evitar las sandalias abiertas por la parte de atrás ya que provocan el que aparezcan grietas. Una buena opción es también alternar diferentes tipos de zapatos y no abusar de ninguno en concreto", advierte Vanessa Arias.

La piel requiere de elasticidad, que también se obtiene de una óptima alimentación en la que no deben faltar ácidos grasos como el aceite de oliva virgen extra, los frutos secos, el aguacate, el salmón u otros pescados. También frutas y verduras por su aporte en vitaminas y minerales como el zinc, clave para la salud de nuestros pies, y sobre todo mucho agua.

Las envolturas y pedicuras son excelentes para el cuidado de los pies, una manera de estimular nuestros sentidos, por medio del relax que nos producen sus ligeros y suaves masajes.

Si además son orgánicas, sus propiedades se potencian y se disfrutan más, ya sean con chocolate, algas, vino, fango o cítricos, por citar algunas.

En los centros Twentynails son especialistas en envolturas que combinan siempre ingredientes bioactivos con antioxidantes provenientes de la naturaleza como el aceite de argán, imprescindible también para las cutículas.

pies bonitos si se puede 1

EL ESMALTADO.
Además de un efecto relajante, algunas envolturas tienen una potente acción curativa, calmando dolores, eliminando toxinas o favoreciendo la circulación.

El centro de cuidados de pies y manos Escape Madrid presenta su fórmula Azhar Pedicura, un ritual que combate los signos de envejecimiento y la exposición que los pies soportan cada día.

El protocolo comienza con la limpieza de pies y eliminación de esmalte, después un baño caliente con leche de coco, frutas cítricas y aceites exóticos.

Una vez secos, se procede a la retirada de durezas y cutículas, cortado y limado de uñas y evitando deformaciones que causen lesiones.

A continuación, se aplica una mascarilla a base de flores y ácidos frutales que penetra hasta las capas más profundas y libera las células muertas. Después de retirar la mascarilla se procede a la realización de un “peeling” a base de caña de azúcar que suaviza y nutre la piel.

El tratamiento se termina con un masaje con bálsamo botánico rico en vitaminas y minerales para relajar y aliviar los músculos a la vez que tonifica e hidrata la piel.

El broche de oro de unos pies bonitos es su esmaltado. Colores clásicos con el rojo o guinda se codean con el negro, el fucsia o los tonos nude o transparente que ofrecen un efecto natural y elegante.

Este verano son tendencia el verde y el amarillo, en todas sus versiones musgo, botella, pradera, oro, banana, limón o piña, colores que rejuvenecen.