(ESPECIAL RUSIA 2018) Costa Rica no resistió los embates y cayó ante Serbia

801125 3 14297546

Un gol de falta del defensa serbio Alexandar Kolarov al filo de la hora de juego derribó la fortaleza de Costa Rica (0-1) en el debut en el Mundial de Rusia, que hasta ese momento se había mantenido firme gracias a las buenas actuaciones del guardameta Keylor Navas.

La derrota puso fin a la serie de cinco partidos invictos de los cuartofinalistas de la pasada edición, eliminados entonces por Holanda en una tanda de penaltis. Costa Rica deja así solo a Alemania y Holanda con una serie abierta de partidos sin perder.

A balón parado logró Serbia lo que no había podido conseguir con juego, en el que pese a su dominio del partido se estrelló una y otra vez contra la disciplina defensiva de los hombres de Óscar Ramírez.

Cruel derrota para la selección costarricense que sueña con estirar el buen rendimiento de esta generación de jugadores que hace cuatro años sorprendieron al mundo alcanzando los cuartos de final en el Mundial de Brasil.

Su debut complica mucho ahora que puedan superar la primera fase, porque, como apuntó en la previa el seleccionador "tico", Serbia aparecía como el rival más asequible sobre el papel.

Como ya hiciera en el pasado Mundial, cuando superó la fase de grupos por delante de Italia, Inglaterra y Uruguay, Costa Rica se ve obligada ahora a una gesta de idénticas dimensiones, puesto que su siguiente rival será la pentacampeona Brasil.

El tanto de Kolarov acabó con un buen trabajo colectivo que hasta ese momento había mantenido el combinado "tico", que incluso llegó a disponer de ocasiones para adelantarse en el marcador.

Pero volvió a demostrar que tiene la pólvora mojada, como en los tres duelos de preparación anteriores a su llegada a Rusia. Le falta pegada al equipo de Ramírez, al que solo con el rigor táctico no sirve para reinventar la magia de hace cuatro años.

Dispuso su dibujo habitual el técnico, con cinco hombres atrás y Marcos Ureña solo en punta, con el apoyo desde la banda de Johan Venegas como centrocampista más ofensivo.

La mejor oportunidad costarricense estuvo en la cabeza de Giancarlo González a saque de un córner en dos tiempos entre David Guzmán y Venegas, que el defensa del Bolonia remató de forma defectuosa. A partir de ahí, Costa Rica apareció poco en las inmediaciones del área de Vladimir Stojkovic.

Etiquetas: Costa Rica, Rusia 2018, Serbia