Canadiense muere repentinamente tras ataque cardíaco en México

troy

Las noticias de la repentina enfermedad de Black se propagaron con un llamado a donantes de sangre, debido a que éste tenía el tipo O-positiva, la cual es más complicada de hallar.

Por Raúl A. Pinto

Un ciudadano canadiense oriundo de Calgary murió en México luego de sufrir de caer gravemente enfermo y morir poco después por un paro cardíaco.

Troy Black se encontraba junto a su esposa, Lindsay, en el balneario de Puerto Vallarta, el estado de Jalisco, cuando repentimente comenzó a vomitar sangre el pasado jueves 15 de febrero. Según una declaración de su amigo personal, el abogado y ex ministro de justicia de Alberta Jonathan Denis, tras ser internado, los médicos locales encontraron una perforación en el esófago del afectado.

Denis dijo a Toronto Star que recibió un mensaje de texto de Lindsay diciendo que Black había fallecido de un paro cardíaco el sábado por la noche. Según sus palabras, "Mi novia y yo salimos con él y su esposa hace un par de semanas, y él realmente esperaba este viaje con entusiasmo".

Troy Black es hijo de otro ex ministro de Alberta, Pat Nelson, que estuvo en el cargo desde 1989 hasta 2004. Tenía un título en comercio de la Universidad de Calgary y estaba estudiando para obtener un título de posgrado.

Las noticias de la repentina enfermedad de Black se propagaron en las redes sociales durante toda la semana, donde se envió un llamado a donantes de sangre, debido a que éste tenía el tipo O-positiva, la cual es más complicada de hallar.

Incluso personas que nunca habían conocido a Troy personalmente se ofrecieron para donar, incluso entregando la opción de volar a México sin costo a aquellas personas dispuestas a ir a entregar sangre.

"Troy fue una de las personas más leales que he conocido. Él era el tipo de hombre que siempre estaba cuando se le necesitaba. Él siempre se esforzaba más de la cuenta. Era bondadoso y tenía un gran sentido del humor. Estoy devastado, y no me puedo imaginar cómo se siente su familia".

Se estima que cerca de dos millones de canadienses viajan a México cada año, haciendo de esta nación un destino muy común para los ciudadanos de este país. A pesar de lo rápido de la enfermedad y deceso de Troy Black, no se ha sugerido hasta el momento negligencia médica o algún hecho aislado que haya provocado su muerte. El cuerpo del fallecido debería llegar a Calgary esta semana para su autopsia y su posterior ceremonia fúnebre.

Etiquetas: México, Troy Black