facebooktwitter youtube instagram

Los adultos mayores y las nuevas tecnología

los adultos mayores y las nuevas tecnologia

Los adultos mayores y los adultos en general son considerados inmigrantes tecnológicos, ya que han sido testigos de todo el proceso de cambio tecnológico desde sus inicios y cómo ha ido calando e influyendo en diferentes aspectos de la vida cotidiana.

Por Alejandro Morales

Cada vez hay más adultos mayores interesados en aprender a usar las nuevas tecnologías. Según una encuesta de Intel en Latinoamérica, un 27 % de personas de la tercera edad considera esencial el uso de dispositivos de cómputo. Para el adulto mayor, internet se ha convertido en una plataforma totalmente novedosa. Muchos no saben cómo la red puede ayudarlos a comunicarse mejor con sus amigos o familiares, ni están al tanto que puede traerles diversos beneficios.
En la actualidad, diversas organizaciones educacionales y sociales han creado programas enfocados en enseñar y capacitar al adulto mayor acerca de los nuevos recursos tecnológicos disponibles para que ellos puedan sacarles el mayor provecho posible. Estos cursos también pretenden que los equipos posean las adaptaciones requeridas que brinden un uso óptimo de las personas que sufren de problemas visuales, auditivos o alguna otra limitación física. Durante la tercera edad, la capacidad visual, auditiva y la pérdida de memoria son situaciones recurrentes que pueden parecer un obstáculo para aprender a utilizar estas nuevas tecnologías.
Es fundamental que el adulto mayor se mantenga activo sobre los temas referentes a estos dispositivos, ya que su uso está en aumento y no solamente se ocupan en casa, sino que también es común en muchos otros lugares y actividades.
Las nuevas herramientas tecnológicas proporcionan una infinidad de beneficios. Uno de los más relevantes es su inmensa capacidad comunicativa y el acceso a la información a través de internet. Mediante una gran gama de programas, personas de la tercera edad – especialmente quienes tienen algún impedimento físico o problemas de desplazamiento – pueden disfrutar de la lectura de libros, diarios, buscar datos o entrar en contacto con amigos y familiares sin tener que salir del hogar. Distintas aplicaciones permiten escuchar y mirar a tus seres queridos a distancia.
Ante un mundo en constante desarrollo y una amplia oferta en cuanto a tecnología, es normal que las personas de la tercera edad cada vez muestren más interés por aprender sobre el uso de los dispositivos digitales. Los especialistas explican que estos conocimientos deben aprenderse poco a poco, y se requiere practicar diariamente para no olvidar esta nueva información. Asimismo, indican que no hay que desanimarse si no se entiende algo o si se olvida algún tema que se les fue explicado con anterioridad ya que, con el transcurso del tiempo, se le perderá el miedo a estos artefactos.
Navegar por internet y buscar nueva información, lectura de libros, artículos y diarios, buscar datos e información, entrar en contacto con amigos y familiares a distancia, participar en redes sociales, escuchar música, ver películas, videos, muchos adultos mayores son usuarios de blogs donde comparten su conocimiento y experiencias, tienen cuenta en Facebook y el correo electrónico, es un excelente ejercicio mental.
La tecnología la encontramos en muchas partes: bancos, supermercados, instituciones públicas, centros de pago, entre otras. Si el adulto mayor no aprende a usarla, necesitará ayuda de terceros para favorecerse de la misma y se reduce su autonomía e independencia.
¿Qué aleja a los adultos mayores de las nuevas tecnologías? La resistencia al cambio, desinterés por aprender nuevos conceptos (ya que muchos no lo consideran necesario), déficit visual y cognitivo, falta de coordinación con los dedos, temor a malograr o dañar aparatos costosos. Por lo general, la tecnología es vista como algo compleja y difícil.
En la actualidad, a pesar de la proliferación de los nuevos dispositivos tecnológicos, especialmente el teléfono celular y el computador, se calcula que existe un 28 por ciento de adultos mayores de 65 años que no se encuentran “en línea”. Un importante número todavía no pagan sus facturas o cuentas, no compran en línea, no se conectan con amigos o acceden a la información en línea que ofrece internet.
En nuestra comunidad de adultos mayores de habla hispana el número de personas que están fuera de la nueva tecnología es mucho más alto que el promedio de la población sobre los 65 años en general.
Los factores que influyen en esta situación son: la barrera lingüística, el bajo nivel de sus ingresos y, en algunos casos, el nivel educacional de las personas. Eso no quiere decir que no se han hecho esfuerzos notables para desarrollar programas de aprendizaje computacional con excelentes resultados. Para ello se necesita un alto nivel de paciencia y tiempo para enseñar. Esto irá mejorando con la llegada de nuevas generaciones que han tenido la oportunidad de aprender la nueva tecnología. (Fuentes: Metlife, RPP Noticias, National Post)