Niña se recupera de parálisis en Calgary luego de desafortunado accidente

niña paralizada.jpg

Tras una caída en casa, la menor cayó sobre un vaso de vidrio, el cual le cortó parte de la médula espinal en el cuello.

Por Raúl A. Pinto

Jaclyn Derks, de tan sólo dos años de edad, se encontraba durmiendo en casa de sus abuelos, y desafortunadamente cayó desde su cama cuando intentaba armar “una tienda de campaña”.

Diversos medios señalan que Jacklyn cayó de tal manera, en la corta distancia desde la cama hasta el piso, sobre una taza de vidrio que ella misma había puesto ahí. Esta taza quedó completamente rota, mientras que un fragmento del tamaño de una moneda quedó incrustado en la parte posterior de su cuello.

La lesión, tristemente, cortó en dos su médula espinal, dejando a Jacklyn paralizada en su lado izquierdo. Su madre, Kayla, comentó lo específico de este incidente.

"Estos casos ocurren uno en un millón, es un accidente raro. Yo podría caerme en un vaso y probablemente no se rompa. Es muy inusual cómo sucedió ".

Rudichuk, madre de dos hijos de 25 años, había salido a realizar compras el pasado 22 de julio cuando recibió la llamada de su familia para contarle. Ella corrió hasta el hospital y rompió en llanto apenas vio a su hija.

"Mi hija, con dos años de edad, de pronto está cubierta de sangre, sin moverse, tiene millones de doctores y enfermeras a su alrededor y está atada a la camilla. Recuerdo ver que los médicos le sostenían el cuello, y que ella está aterrorizada, sin saber lo que está pasando," dijo Kayla.

Doctores de Calgary dijeron que la menor fue sometida a dos transfusiones de sangre antes que un escáner mostrara que el vidrio aún se encontraba en su espina dorsal, por lo que se procedió inmediatamente a cirugía, la cual duró ocho horas.

Luego que se les anunciara a los padres que Jaclyn se encontraba fuera de peligro, pero que era probable que quedase paralizada de su lado izquierdo de manera permanente, los padres han visto una evolución favorable.

Tras sesiones regulares con el kinesiólogo, y tiempos de terapia ocupacional, la niña ha mostrado movimiento en casi todos sus músculos, aunque aún no muy precisos.

Se informó que Jacklyn debe permanecer en el Alberta Children's Hospital al menos algunas semanas más, por lo que sus padres anhelan que ella puede llegar a casa a tiempo para celebrar su cumpleaños número tres a fines de septiembre.

La familia de Jacklyn lanzó una página en el sitio GoFundMe para recibir donaciones para quedarse un año con su hija en casa. Hasta principios de esta semana, casi 15 mil dólares habían sido reunidos.

Etiquetas: Alberta, accidente, Calgary, Rudichuk