Toronto levanta la voz por intento del Premier Doug Ford de eliminar la mitad de los concejales

Nota Comunitaria Toronto

"El consejo municipal envió un fuerte mensaje a Queen's Park de que se opone al proceso de cambio a los límites de los barrios de Toronto", dijo el alcalde John Tory

Por Oscar Vigil

TORONTO. La pacífica y muchas veces hasta aburrida vida política de Toronto está siendo agitada fuertemente con el intento del nuevo Premier conservador de Ontario, Doug Ford, de reducir de 47 a 25 el número de concejales de la ciudad. “Este es un ataque contra Toronto”, coinciden los críticos a la medida.

La explanada del Nathan Philips Square, ubicada frente al edificio municipal, fue el escenario perfecto para que cientos de personas llegaran a protestar por las medidas anunciadas por el Premier conservador Doug Ford la semana pasada.

Los asistentes eran en su mayoría ciudadanos comunes y corrientes preocupados por lo que consideran “un ataque a la democracia de la ciudad”, “una afrenta a la voluntad de los Torontianos”, o simplemente “un exabrupto dictatorial” del recién elegido Primer Ministro de Ontario.

Adentro del edificio municipal el ambiente no era distinto, dado que 35 de los 44 concejales con que cuenta actualmente la ciudad (tres nuevos distritos serían creados en las elecciones de este año) se oponen frontalmente a las intenciones de Ford. Cesar Palacio, el único concejal de origen hispano, y quien representa al distrito 17 de Davenport, es uno de los pocos políticos que apoyan las intenciones del Premier conservador.

El viernes de la semana pasada, durante una conferencia de prensa en Queen's Park, Doug Ford anunció su intención de eliminar 22 posiciones del Concejo Municipal de Toronto "tan pronto como el lunes (de esta semana)", antes de las elecciones municipales del próximo 22 de octubre.

"La gente me dice que tenemos demasiados políticos, lo que hace más difícil hacer las cosas, dificultando la construcción. Vamos a simplificar el ayuntamiento de Toronto", dijo el político de derecha. Y agregó: "Creo que los contribuyentes de Toronto estarán felices de intercambiar un montón de políticos en el ayuntamiento por millones de dólares que se pueden reinvertir en las prioridades urgentes de la ciudad".

En las cuentas de Ford, Toronto ahorrará un total de 25 millones de dólares durante los próximos cuatro años al eliminar estos 22 concejales, algo que sus opositores restan credibilidad al explicar que, con la eliminación de concejales, y por ende con el aumento de ciudadanos atendidos por cada concejal, será inminente un aumento de más funcionarios para poder atender la nueva dinámica de la demanda de servicios.

Esto, porque de los proyectados 60 mil ciudadanos que cada uno de los 47 concejales estaría atendiendo en los próximos años, ahora debería atender alrededor de 120 mil en cada distrito electoral.

Este lunes, el político conservador introdujo el proyecto de ley en un parlamento en el que cuenta con mayoría legislativa y por lo cual se espera que sea aprobado en los próximos días. Hay que recordar que cada proyecto de ley necesita ser discutido y aprobado durante tres reuniones del parlamento, algo que se espera sea realizado esta misma semana.

El ministro provincial de Asuntos Municipales fue quien introdujo la legislación, que enmienda el Acta de la Ciudad de Toronto, el Acta Municipal y el Acta de Elecciones Municipales.

Sin embargo, la oposición a su medida es fuerte. Durante el período interrogatorio de ayer lunes, la líder del NDP, Andrea Horwath denunció el plan secreto de Ford “para interferir en las elecciones municipales”. Como “la acción de un intimidador, no de un líder”.

"El Premier preparó su plan de trastienda para robar el poder a la gente y lo mantuvo oculto de 14 millones de habitantes de Ontario durante toda la campaña electoral. No hubo consultas ni procesos justos ", dijo Horwath.

Acusó a Ford de tratar de "arrodillar" a sus oponentes políticos. "Está actuando como si tuviera algo que decir en la forma en que las personas eligen a sus gobiernos elegidos democráticamente. Esa no es la forma en que operamos en Canadá o en Ontario. Aterrice Sr. Ford, está haciendo algo malo aquí", espetó.

Por su parte, el diputado del NDP Gurratan Singh dijo que "el Premier actúa como un dictador", mientras la MPP Liberal Mitzie Hunter le decía que “una y otra vez usted conduce el caos a través del sistema".

Mientras tanto, el mismo lunes en horas de la tarde, los concejales de Toronto votaron una moción en contra del plan de Doug Ford, y solicitaron que el personal de la municipalidad evalúe cómo llevar el intento del Premier ante los tribunales de justicia bajo la premisa de que es inconstitucional o que viola los derechos de los ciudadanos de Toronto.

"Hoy, el consejo municipal envió un fuerte mensaje a Queen's Park en el sentido de que se opone al proceso en torno al cambio a los límites de los barrios de Toronto", dijo el alcalde John Tory. "Un cambio de esta magnitud siempre debe ocurrir con un grado de consulta que permita que se escuche al público y creo que un referéndum garantizará esa oportunidad", agregó.

De igual forma, el alcalde dijo que "este es un proceso defectuoso, un proceso profundamente defectuoso donde algo se está empujando en la Ciudad de Toronto sin consultarlo, sin una discusión adecuada, sin buscar la opinión del público de ninguna manera, y eso está mal".

La propuesta del personal de la ciudad deberá estar lista a más tardar el 20 de agosto próximo, fecha en la cual el Concejo Municipal de Toronto sostendrá una nueva reunión.

Etiquetas: Ontario, Toronto, Doug Ford